+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

adiós a un escritor enorme

Muere Ricardo Piglia, el sucesor de Borges

El autor de ‘La invasión’ publicó este año la segunda parte de ‘Años felices’ . El argentino falleció ayer a los 75 tras varios años luchando contra la ELA

 

El escritor argentino Ricardo Piglia en Barcelona en 2013, donde acudió a presentar un libro. - EL PERIÓDICO / JOAN PUIG

EFE
07/01/2017

El escritor argentino Ricardo Piglia, escritor de obras como Respiración artificial y Plata Quemada, falleció ayer a los 75 años tras varios años luchando contra una Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), confirmó el ministro de Cultura argentino, Pablo Avelluto. Su fallecimiento ha causado un hondo pesar en todo el mundo.

«Adiós Renzi. Adiós Piglia. Nos queda todo lo escrito, la lucidez y la pasión del escritor y el lector omnívoro. Te vamos a extrañar. #Piglia», expresó en su cuenta de la red social Twitter Avelluto.

Piglia, nacido el 24 de noviembre de 1941 en la localidad bonaerense de Adrogué, era considerado uno de los mejores exponentes de la nueva época narrativa argentina y el sucesos de su paisano Jorge Luis Borges y entre los últimos galardones que recibió por su trayectoria se encuentra el Premio Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas (2013) y Premio Formentor de las Letras, en septiembre de 2015.

El también editor, crítico y profesor universitario, había confesado en una entrevista con Efe el pasado noviembre que acababa de terminar un libro de cuentos y trabajaba en otro sobre las novelas cortas del uruguayo Juan Carlos Onetti.

Además, revisaba el tercer y último volumen de Los diarios de Emilio Renzi, su autobiografía, de la que publicó el segundo tomo el pasado año.

En sus páginas recorre en tercera persona a través de su álter ego, el autor Emilio Renzi (el segundo nombre y el segundo apellido de Piglia), medio siglo de su vida, que registró en los diarios en los que comenzó a apuntar, redactar y garabatear en 1957, cuando tenía 16 años.

El 24 de noviembre pasado, el autor, que en 1967 publicó su primer libro de relatos, La invasión y cuya obra llegó al cine gracias a la película Plata quemada (Marcelo Piñeyro, 2001) basada en su libro homónimo, cumplió 75 años rodeado de la «calidez» de sus amigos.

Tal y como reconoció, la literatura le permitía «seguir vivo» después de que en 2013 le diagnosticaran el ELA, un mal que afecta a la movilidad pero no a las facultades mentales y que provocó que en sus últimos tiempos necesitase de apoyo básico para leer y trabajar.

«La enfermedad me ha hecho descubrir la experiencia de la injusticia absoluta. ¿Por qué a mí?, se pregunta uno, y cualquier respuesta es ridícula. La injusticia en estado puro nos hace rebelarnos y persistir en la lucha», dijo.

En 2015 el cineasta Andrés Di Tella dirigió el documental 327 cuadernos, con el que el escritor colaboró estrechamente.

SEGUNDO ÉXITO / En 1975, el escritor lanzó su segundo texto de relatos tras La invasión, Nombre falso, que fue traducido al francés y al portugués. A estos textos siguieron Respiración artificial (1980), el ensayo Crítica y ficción (1986) y Prisión perpetua (1988).

Pese a los tiempos entre una publicación y otra, Piglia nunca descansó en su oficio. En 1992 publicó la novela Ciudad ausente, que sirvió de base para el texto de una ópera realizada tres años más tarde con música de Gerardo Gandini.

Admirador El oficio de vivir, los diarios de Cesare Pavese, Piglia recibió, entre otros galardones el Premio Iberoamericano de las Letras José Donoso, que otorga la universidad chilena de Talca.

El escritor se unió así a otros colegas que ya habían recibido el galardón, como el mexicano José Emilio Pacheco, la chilena Isabel Allende y el peruano Antonio Cisneros, entre otros.

El autor también dedicó su carrera a la publicación de críticas y ensayos sobre Roberto Arlt, Jorge Luis Borges, Macedonio Fernández o Domingo Faustino Sarmiento, entre otros escritores argentinos. Además, ejerció como docente de la Universidad de Buenos Aires, en la Universidad de Princeton y en la Universidad de California.

En septiembre de 2010 presentó en Barcelona su última novela Blanco nocturno, que, ambientada en la llanura argentina, aborda una trama llena de traiciones y pasiones. Por esta obra fue galardonado con el Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos en su XVII edición, en 2011, y el Internacional de Novela Dashiell Hammett 2011 (Semana Negra de Gijón) y el Premio Casa de las Américas de Narrativa José María Arguedas (2012).