+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

AMENAZA TERRORISTA

Rusia ensaya en el amistoso de Argentina impresionantes medidas de seguridad para el Mundial

Centenares de agentes en varios cordones de seguridad protegieron los accesos al estadio Luzhniki

 

Vista general del partido entre Rusia y Argentina. - AFP / BEN STANSALL

MARC MARGINEDAS
11/11/2017

Sucedió el pasado abril, nada más consumarse un atentado contra el metro de San Petersburgo, perpetrado por un individuo de origen uzbeco y con pasaporte ruso llamado Akbarzhon Jalílov, y en el que perdieron la vida un total de 15 personas. Vladímir Markin, al frente del comité para la seguridad de la Unión de Fútbol de Rusia (UFR) –el equivalente a la Federación Española de Fútbol- anunció medidas de seguridad adicionales ante el riesgo de atentados.

“Hemos celebrado una reunión acerca de la seguridad; el comité ha elaborado nuevas medidas de seguridad que serán enviadas a la UFR, a las ligas y a las autoridades responsables de la seguridad en los diferentes eventos”, afirmó Markin, antes de sentenciar: “Rusia adoptará grandes medidas de seguridad en los estadios durante la Copa del Mundo de Fútbol”.

AMENAZAS A TRAVÉS DE MESSI Y NEYMAR

Estas medidas de seguridad acaban de ser ensayadas ya durante el partido que jugaron este sábado en el estadio Luzhniki de Moscú, con capacidad para 81.000 personas, la selección local y Argentina y en el que ganó el combinado de Messi por 0-1. El operativo de seguridad se realizó mediante diferentes anillos, como viene siendo habitual en los partidos de alto riesgo en Rusia. Centenares de agentes con chalecos antibalas, equipados con material antidisturbios y uniformados de negro fueron desplegados en los aledaños del estadio. Los asistentes al partido también tuvieron que superar escáneres y detectores de metal, como si de un aeropuerto se tratara.  

Hasta el momento, Rusia ha permanecido relativamente al margen de los atentados extremistas cometidos por Estado Islámico en otros países como Francia o Turquía. Y eso que miles de ciudadanos de las repúblicas exsoviéticas han viajado a Siria e ingresado en las filas de la organización terrorista que ha amenazado al Mundial-2018 a través de imágenes de futbolistas como Messi y Neymar.

Al margen del atentado en la segunda ciudad rusa en la primavera pasada, los ataques atribuidos a EI en Russia se han limitado a ataques con explosivos que no han producido apenas víctimas mortales y a agresiones con arma blanca en provincias, tal y como sucedió en agosto en la localidad de Surgut, cuando un joven de 19 años armado con un hacha y un falso cinturón con explosivos hirió a siete personas antes de ser abatido por las fuerzas de seguridad.

INCIDENTES EN LA EUROCOPA DE FRANCIA

Con la vista puesta ante los posibles incidentes que pudieran producirse con grupos de aficionados exaltados, tal y como sucedió durante la Eurocopa de Francia en Marsella del 2016, el presidente ruso, Vladímir Putin, ha rubricado una ley federal que incrementa las responsabilidades administrativas en caso de desórdenes durante los eventos deportivos.

En concreto, las multas contra los infractores se incrementarán en un 50%, pudiendo llegar a la cifra de 50.000 rublos (unos 720 euros al cambio actual) y se ha incrementado el periodo de detención administrativa a los sospechosos de actos violentos, hasta 15 días. En el caso de los hinchas extranjeros, la deportación será inmediata.

No obstante, en varios reportajes que han sido difundidos por medios de comunicación británicos, hooligans rusos que no han querido revelar su identidad han prometido que serán un objetivo de los radicales rusos durante la próxima Copa del Mundo.