+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

Bárcenas: las preguntas que debe responder sobre el 'caso Gürtel'

El extesorero del PP negará este lunes ante el juez haber cobrado de Correa y haber robado a los populares El exsenador se enfrenta a una petición de 42 años y medio de cárcel por un amplio abanico de delitos de corrupción

 

Luis Bárcenas, extesorero del PP, al llegar a la sede de San Fernando de Henares de la Audiencia Nacional, donde está siendo juzgado. - Juan Manuel Prats

15/01/2017

Lo habitual en los juicios es que el primero en declarar sea el principal acusado, el cabecilla de la trama, aquel que puede dar todas las respuestas, porque las tiene, aunque lo niegue. Pero no siempre es así. O no siempre es esa persona la única que puede aclarar las claves de un caso. En el juicio de la 'Gürtel', tras declarar los tres acusados arrepentidos de su delito, tomó la palabra el cabecilla de la trama, Francisco Correa, y no defraudó, aunque optara por una confesión medida y calculada. Pero su declaración quedaba coja a la espera de lo que este lunes diga Luis Bárcenas, primero gerente y luego tesorero del PP en los tiempos en que la red campaba a sus anchas por las administraciones gobernadas por el PP.

Bárcenas es consciente de lo que se juega. Nada menos que 42 años y medio de cárcel por los delitos de asociación ilícita, cohecho, blanqueo de capitales, falsedad continuada, apropiación indebida, 17 delitos contra la Hacienda Pública, estafa procesal en grado de tentativa, falsedad en documento mercantil y tráfico de influencias. Y él ya pasó 19 meses en prisión. Por eso, no es extraño que su intención sea negar la mayor en la línea de la defensa que ha esgrimido en los últimos tiempos, queriendo dejar en el olvido aquella declaración suya del 2013, en la que afloraron las donaciones ilegales recibidas por el partido, de las que él dejaba constancia en la contabilidad paralela que escribía a mano. Pero, pese a tener esa intención, el extesorero no podrá dejar sin respuesta varias preguntas.

¿SE FINANCIABA EL PP CON UNA CAJA B Y BÁRCENAS SE QUEDABA CON PARTE?
Pese a que la caja b del PP se investiga en otro procedimiento, el de los 'papeles de Bárcenas', el exsenador del PP no podrá evitar que las fiscalas del caso, Concepción Nicolás y Concepción Sabadell, le pregunten por ello. En su escrito de acusación mencionan expresamente esta contabilidad paralela y le acusan de haberse quedado con parte de las donaciones irregulares que recaudaba para el partido, a través de distintas fórmulas, una de ellas la adquisición de acciones de 'Libertad Digital'. Bárcenas lo niega y se describe a sí mismo como un "mero amanuense de la cuenta de donativos" del partido. Recuerda que él era gerente, mientras Álvaro Lapuerta -al que no se juzga debido a demencia sobrevenida- era el tesorero y, por tanto, quien se encargaba de gestionar los fondos del partido "ni mucho menos opacos". También esgrime que el PP, que sería el único perjudicado, nunca le ha reclamado cantidad alguna.

¿DE DÓNDE PROCEDEN LOS 48 MILLONES DE EUROS QUE LLEGÓ A TENER EN SUIZA?
Anticorrupción atribuye a Bárcenas un entramado societario en Suiza con ramificaciones en otros países, como Panamá y Uruguay, con el que ocultaba al fisco su dinero, procedente del cobro de comisiones por mediar en adjudicaciones -para lo que se alió con Correa- y de los fondos que sustraía al PP. En un momento determinado, las cuentas dejaron de estar a su nombre para pasar al de empresas y fundaciones, como Sinequanon, así como al del considerado su testaferro, Iván Yáñez. El extesorero, en cambio, sostiene que sus ganancias se deben a su buen hacer con los negocios y a su inversión en obras de arte, alegación que le supuso añadir el de estafa procesal a su catálogo de delitos por aportar como prueba de una de las operaciones un contrato firmado con la pintora Isabel Ardanaz, que esta negó ante el juez.

¿COBRÓ COMISIONES DE FRANCISCO CORREA POR MEDIAR EN ADJUDICACIONES?
Las acusaciones sostienen que Bárcenas formaba parte de la asociación ilícita liderada por Correa y que recibió la parte que le correspondía por la intermediación realizada del pago que empresarios hacían para ser adjudicatarios de contratos públicos, tres de ellos en Castilla y León. También le acusan de cobrar parte del sobrecoste que el PP pagaba al contratar las empresas de la trama para realizar eventos o viajes. Bárcenas lo niega y dice que no tuvo "en ningún momento relación personal, de amistad, y menos aún empresarial con Correa o las empresas cuya titularidad se le atribuye". Además, insiste en que él no tuvo cargo público hasta 2004, cuando fue elegido senador por Cantabria, por lo que difícilmente podía haber intermediado, junto con el exsenador y exalcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid) Jesús Sepúlveda -exmarido de la exministra Ana Mato- y con el exdiputado Jesús Merino en la adjudicación de contratos.

 
Yo me quedaba con una parte y la otra se la daba a Luis Bárcenas
Esta versión casa mal con la ofrecida por el propio Correa ante el tribunal, cuando aseguró que él intermediaba con Bárcenas y Sepúlveda para que los empresarios que colaboraban con el partido fueran los adjudicatarios de contratos públicos. Aunque dijo ignorar "la finalidad del dinero entregado", admitió que Bárcenas le había manifestado que era para el partido. En palabras del cabecilla de la trama: "Venía un empresario, nos daban la licitación, y yo se lo pasaba a Luis Bárcenas. Él la gestionaba con el correspondiente ministerio y el empresario, si era adjudicatario, me entregaba un porcentaje del 2% o 3% y yo se lo llevaba a Génova".

¿FORMÓ PARTE DE SPINAKER PARA ENCUBRIR EL COBRO DE SOBORNOS?
El extesorero del PP niega haber tenido cualquier participación en la sociedad Spinaker 2000, pero las fiscalas discrepan. En su escrito de acusación afirman que Correa, Bárcenas, Merino y Sepúlveda "acordaron la utilización" de esa firma, "proporcionada por el acusado Luis de Miguel y gestionada por Pablo Crespo -número dos de la trama- siguiendo las directrices" de Correa, para gestionar "el origen de los ingresos y su destinatario" a través de "facturas falaces por servicios inexistentes cuyos importes se distribuían entre sus verdaderos beneficiarios en efectivo y de modo opaco a Hacienda". Calculan que Bárcenas recibió como mínimo 1.248.561 euros, "en contraprestación por su intermediación en la adjudicación de contratos públicos, por el uso de sus contactos y relaciones con miembros del PP, en consideración al cargo que ocupaban". Las fiscalas no han incluido el porcentaje que le correspondió por mediar a favor del Grupo Ros Roca para lograr subvenciones al no haberse podido determinar a cuánto ascendió.


¿ES USTED "LUIS EL CABRÓN"?
Durante la declaración de Correa ante la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional tuvo gran peso quién es el "Luis el cabrón" que aparece en la contabilidad del empresario, encontrada en poder de su contable, José Luis Izquierdo. El cabecilla de la trama aseguró que no se trataba de Bárcenas, sino del expresidente de Isolux Corsán Luis Delso por la devolución de un préstamo de 72.000 euros que éste había hecho a Álvaro Pérez, 'el Bigotes', tras haberle presentado al entonces presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps. Pablo Crespo y Pérez corroboraron la versión de su jefe, pero otros acusados, como la administradora de algunas de las empresas de la trama, Felisa Isabel Jordán, dijeron que creían que cuando utilizaban ese término se estaban refiriendo a Bárcenas. En su escrito de defensa, el extesorero da varias alternativas sobre la persona de la que puede tratarse y niega hasta responder a las iniciales "L" y "LB" que aparecen en los documentos. Sostiene que él sólo era "L. Barc", como aparece por los dos viajes de un millón y 1,9 millones de pesetas que dice que abonó a la trama. Las acusaciones difieren e incluyen esos viajes en los cohechos con los que le agasaba Correa.