Un matrimonio oliventino ha recibido por parte de una entidad financiera la cantidad de 54.865 euros de capital indebidamente cobrado en su escritura hipotecaria a través de la conocida como cláusula suelo, más 12.773 euros de intereses, tras un fallo judicial favorable a los usuarios emitido por parte del Tribunal Supremo. En total, 67.638 euros.

El último paso en el proceso judicial, impulsado desde mayo de 2017, ha sido que el Tribunal Supremo ha inadmitido un recurso de casación interpuesto por Caja Rural de Extremadura Sociedad Cooperativa.

La hipoteca, suscrita en mayo de 2008, fijaba un suelo del 5 % de interés nominal anual aplicable a favor de la entidad bancaria «cuando la voluntad de los demandantes era la de suscribir una hipoteca variable a razón de un 1 %» más al euríbor año, según informa en un comunicado Cumbres Abogados.