La Federación Extremeña de Asociaciones de Mujeres Rurales (FEXAMUR) celebra mañana en la localidad pacense de Villalba de los Barros, su concurso anual de cocido extremeño, una cita con la gastronomía tradicional de la región «que es una muestra inigualable de las diferentes formas en las que cada localidad elabora los platos más típicos de nuestra tierra», reza una nota de prensa emitida por la organización, y que no se había podido celebrar desde 2019 por la pandemia.

La presidenta de FEXAMUR, Cristina Herrera, explica que Villalba de los Barros es el pueblo anfitrión como ganador del certamen de 2019, y que esta nueva edición «la afrontamos todas las mujeres que formamos parte de la federación con gran entusiasmo de poder por fin, tras dos años, reunirnos y compartir esta jornada festiva para reivindicar nuestro trabajo en el mundo rural y promocionar y mantener vivas nuestras tradiciones culinarias».

Este año participan más de 1.500 mujeres representantes de más de 25 localidades de la provincia de Badajoz, que comenzarán la jornada del sábado, en la plaza central de Villalba de los Barros a las 9.30 horas, con un desayuno tradicional. Después se pasará a elaborar los cocidos.

Herrera destaca que la importancia de este concurso «va más allá del simple encuentro entre las mujeres miembros de la federación. Es un escaparate único para poner en valor y para promocionar nuestros productos como legumbres, cerdo ibérico, aceite y todos los ingredientes necesarios para elaborar un buen cocido extremeño. Nuestro concurso es una cita con la difusión de la comida típica de Extremadura, para dar a conocer la forma en que cada pueblo hace sus platos y, sobre todo, para mantener vivas nuestras tradiciones regionales».