Cuatro jóvenes que iban a jugar a pádel se percataron esta mañana de que un perro «intentaba buscar a su dueño, hambriento y con sed» en las inmediaciones del Pabellón V Centenario, relató a El Periódico Extremadura Luis Rubén García. Tras dar aviso a la Policía Local, varios agentes y voluntarios del refugio de Animales San Jorge se personaron en el lugar de los hechos para hacerse cargo del can. 

Laura Varaldi, del Refugio San Jorge, junto al animal. JOSÉ PEDRO JIMÉNEZ

Según Inés Bermejo (trabajadora de la protectora), las llamadas alertando de presencia de animales abandonados, en especial de perros, «son muy frecuentes cada día». Ante esta situación, se recomienda llamar a las autoridades competentes que operen en la zona y los recojan. «Ahora vamos a ver si el pobre tiene microchip, aunque seguramente no dispondrá de él», destacó Bermejo. 

Laura Varaldi, responsable del Refugio, señaló que el animal se encontraba en buen estado, que no disponía de identificación, pero que no se puede determinar si ha sido abandonado o si se ha desorientado. El protocolo en estos casos, según apuntó Varaldi, es que «si en un plazo de veinte días nadie reclama al perro, es porque éste ha sido abandonado». El animal disfruta ya de los buenos cuidados del San Jorge gracias a la buena acción de cuatro jóvenes.