"Hay que dar paso a nuevos equipos", ha dicho la exalcaldesa y actual presidenta del PP de Cáceres y diputada autonómica, Elena Nevado del Campo, que no optará a la reelección para presidir el partido en la ciudad. Sí lo hará Rafa Mateos, portavoz municipal y alcaldable para las próximas municipales.

Así se engrasa la nueva maquinaria electoral con el objetivo de devolver a los populares el que ha sido históricamente su feudo: la capital cacereña. De hecho, la junta directiva local acaba de aprobar la renovación de la misma para el próximo 7 de octubre, día en que tendrá lugar la votación en la nueve sede del PP de la provincia de Cáceres, situada en el 2ºA del número 14 de la calle San Pedro de Alcántara, después de abandonar Antonio Hurtado.

El PP ha dicho en una nota de prensa que "todas las personas que estén interesadas en presentar candidatura para presidir el partido pueden hacerlo desde el momento de la convocatoria de la renovación hasta las 20.00 horas del 28 de septiembre. Además, las candidaturas deberán ir avaladas como mínimo por 50 afiliados del partido".

En la actualidad el PP de la ciudad de Cáceres tiene 2098 afiliados y tendrán derecho a voto todos aquellos que cumplan con los requisitos que marcan los estatutos del partido a nivel nacional. La junta directiva, que es el máximo órgano entre congresos, ha quedado disuelta tras la reunión celebrada ayer, a la vez, que ha aprobado la composición de la Comisión Organizadora en la que ha delegado las competencias para la organización de la renovación. Esta comisión organizadora estará presidirá por el portavoz en la diputación y concejal del Ayuntamiento de Cáceres, José Ángel Sánchez Juliá. Nuevos tiempos corren en el PP.