Kiosco

El Periódico Extremadura

LA ÚNICA OFERTA ES LA PRESENTADA POR OCR EXTREMADURA

Solo una empresa se interesa por la reforma de la plaza de toros de Cáceres

La estructura de la cubierta está en ruina inminente, según la memoria de obra. Es una intervención que se plantea desde el año 2016 y que no se ejecuta hasta ahora

La plaza de toros, vallada, en la parte del recinto cuya techumbre se tiene que reparar. SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

La Mesa de Contratación de la diputación abrirá esta mañana la plica con la oferta de la única empresa que se ha presentada al concurso convocado por la institución provincial para la reforma del tejado de la plaza de toros. El único licitador que ha concurrido a este concurso es la empresa OCR Extremadura. El concurso se convocó con un precio base de licitación de 316.852 euros, de los que la institución provincial aporta 269.324 y el ayuntamiento 47.527. El plazo de ejecución es de cinco meses, por lo que este año tampoco habrá festejos taurinos durante la celebración de la feria de mayo.

La rehabilitación de la cubierta de la plaza de toros, que es un bien de interés cultural, se ha ido retrasando año tras año desde 2016. Hubo un primer intento cuando ese año se pretendió incluirla en un concurso para que la empresa que explotase la plaza acometiese la obra como una de las inversiones a amortizar por el ayuntamiento durante los años de concesión, pero se suprimió para no complicar una licitación que al final no salió. En 2017 se dio prioridad a la adecuación de la instalación eléctrica de la plaza y al sistema de protección de incendios. En 2019, la junta local de gobierno decidió que se invirtiesen 360.000 euros para su reforma, pero esto no se acompañó con una modificación en el presupuesto para habilitar el crédito necesario. Y en febrero de 2020 se adoptó la decisión del pleno de la corporación local, aunque no con el voto del gobierno, que se abstuvo. No fue hasta febrero de este año cuando la comisión municipal de Economía del ayuntamiento dictaminó la modificación del presupuesto para que el ayuntamiento aportase su parte del presupuesto.

En la memoria que justifica la obra que se tiene que ejecutar se apunta que la gran pendiente del tejado, de un 55%, ha provocado el deslizamiento generalizado de las tejas y la aparición de problemas de humedad y con ello numerosas patologías en la madera. La estructura actual de la techumbre del recinto procede de la original de la plaza del año 1846 mediante un sistema que se ha visto alterado por sucesivas reformas. En la memoria se advierte que la estructura es prácticamente irrecuperable y su estado actual es de ruina inminente. 

Compartir el artículo

stats