Kiosco

El Periódico Extremadura

el juzgado de primera instancia número 6 instruye las diligencias

Los dos acusados de apuñalar a un hombre en Cáceres también usaron un martillo

Ambos se enfrentan a hasta diez años de cárcel por tentativa de homicidio y seis más por drogas. La jueza decreta como medida cautelar prisión provisional. La víctima sigue grave en la UCI

Imagen del edificio precintado donde tuvo lugar el suceso en Cáceres, esta pasada semana. SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

Los dos hombres detenidos por apuñalar a un hombre en Cáceres esta pasada semana usaron también un martillo para golpearle. Así lo revelaron este lunes fuentes judiciales en relación al avance del caso.

De esta forma, la investigación sostiene del informe de heridas que presenta la víctima que no usaron un arma sino dos para agredirle. Fue, precisamente, este lunes cuando tres días después de lo ocurrido, coincidió el viernes con el festivo por San Fernando, los dos principales sospechosos como autores de la agresión pasaron a disposición judicial.

Hasta entonces habían permanecido en los calabozos de la comisaría ya que fueron detenidos tan solo horas más tarde de que se produjeran los hechos. Así, a lo largo de la mañana volvieron a prestar declaración ante la jueza Noemí Bermejo, responsable del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 que se encarga de las diligencias -era el que estaba de guardia el festivo-- y horas más tarde, la magistrada decretó su ingreso en prisión provisional. Ambos están imputados por un delito de homicidio en grado de tentativa.

De acuerdo con el Código Penal, el delito de homicidio se castiga con penas de entre 10 y 15 años pero como en este caso hace alusión a una tentativa porque no se ha consumado se regula con el artículo 62.

Así, las penas a las que se enfrentan se rebajarán en un grado, es decir máximo de diez años, o dos grados, máximo de cinco años, en función de la intencionalidad y la gravedad que estime el juzgado. Aparte, han sido acusados también de un delito de tráfico de drogas, regulado en el Código Penal en el artículo 368 y con penas de hasta seis años de prisión. De esta manera, ambos acusados se enfrentan a condenas que suman hasta 16 años si se les aplica el mayor grado. 

En relación a la víctima, el Servicio Extremeño de Salud (SES) precisó este lunes a preguntas de este diario que seguía en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y su evolución era «estable» pero siempre «dentro de la gravedad». Como consecuencia de la agresión, que le provocó lesiones múltiples en abdominales y cervicales, tuvo que ser intervenido de urgencia en el Hospital Universitario de Cáceres.

Sobre el papel del hombre herido en la reyerta, no será hasta que abandone el hospital cuando se le tomará declaración para conocer su participación en los hechos, es decir, si puede estar imputado también por un delito de tráfico de drogas como sus agresores o si por el contrario, su implicación es de consumo o si por último, no tiene nada que ver con ninguno de los dos supuestos.

Al respecto, el Código Penal sí recoge como delito la venta pero no así la simple posesión, siempre y cuando no supere los límites de autoconsumo.  Aunque no han trascendido detalles sobre la investigación de la brigada de la Policía Nacional, la imputación por tráfico de drogas de los dos acusados este lunes ratifica que el suceso de forma directa o indirecta está relacionado con sustancias estupefacientes. No se ha precisado tampoco en ningún momento de qué tipo de droga se trata.

Compartir el artículo

stats