La Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), como órgano gestor de la cuenca, desembalsará 86 hectómetros cúbicos del pantano de Alcántara y se hará sin que afecte al suministro de agua a la ciudad. Es decir, sin que se baje de la cota 194. Por debajo de la misma no son operativas las bombas que permiten llevar agua desde el embalse de Alcántara al Guadiloba, el pantano del que se abastecen Cáceres, Sierra de Fuentes y Malpartida de Cáceres.

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, informó el pasado viernes de que, con independencia del convenio de Albufeira, tiene el compromiso de la CHT de que la cota del embalse no bajará de la 194, un compromiso recogido incluso en la ley de Aguas, según el regidor.

Los embalses extremeños de Alcántara y Cedillo están obligados, de acuerdo con el convenio de Albufeira, a realizar un trasvase de agua a Portugal de un total de 126 hectómetros cúbicos durante las últimas semanas del mes de septiembre. De Cedillo se desembalsarán 40 hectómetros cúbicos.

Este movimiento de aguas al país vecino es de obligado cumplimiento por mandato del Gobierno debido al Convenio de Albufeira, el cual establece el marco de colaboración entre España y Portugal para la gestión de aguas de la demarcación hidrográfica internacional del Tajo, figurando los compromisos de aportación anual, según informó la CHT.

Uno de los usos principales de estos embalses es hidroeléctrico, aunque también tiene otros usos secundarios como los riegos, los recreativos o el abastecimiento de varios municipios, incluyendo el de la ciudad de Cáceres, que se suministra de Alcántara.

El Convenio de Albufeira es un tratado internacional que regula el 'peaje' hídrico y las obligaciones vecinales de España con Portugal en materia de agua, dado que muchos de los ríos pertenecen a cuencas hidrográficas compartidas, ya que su nacimiento se produce en España, pero atraviesan también Portugal para desembocar en el Atlántico. De esta manera, los embalses de las cuencas compartidas están obligados a soltar agua por mandato del Gobierno para cumplir así con este compromiso legal internacional con el país luso.

Según explica la CHT, esta aportación no pondrá en riesgo el abastecimiento a la ciudad de Cáceres y su zona de influencia. En todo momento el nivel del embalse de Alcántara se mantendrá por encima del necesario para mantener el bombeo desde este embalse hasta la ciudad.