La tradicional Romería de los Santos Mártires en el Paseo Alto, en honor a San Fabián y a San Sebastián, ha regresado este año con polémica. Son numerosas las quejas de personas que han acudido al festejo este mediodía y que se han encontrado con una multa de 200 euros por aparcar en la explanada que se ubica detrás del Residencial Infanta Isabel. "Se han puesto más de 50 multas. La gente estaba indignada. Ha sido muy llamativo porque nunca la Policía Local se había puesto a multar de esa forma durante el festejo", explica a este periódico Juan Eduardo Martínez Pérez, de la comisión organizadora de la romería que cada año desarrolla la Hermandad de la Salud con la colaboración del Ayuntamiento de Cáceres.

'Mártires de la ermita'

Más allá de eso, la romería ha vuelto a ser un éxito de participación: 200 platos de migas dispensadas y más de 1.500 roscas vendidas. Se han agotado todas. La recaudación supondrá un alivio para la hermandad, que ha visto cómo las intensas lluvias de diciembre han vuelto a provocar inundaciones en la ermita por las goteras; con la aparición de humedades que eran visibles hoy en el festejo.

Los fondos se destinarán al arreglo de la ermita de Los Mártires, de la que se tienen noticias desde el año 1466 (en su ubicación primitiva, en el siglo XV), y que sufre un deterioro progresivo

Humedades visibles en el interior de la ermita. EDUARDO VILLANUEVA

Los fondos se destinarán al arreglo de la ermita de Los Mártires, de la que se tienen noticias desde el año 1466 (en su ubicación primitiva, en el siglo XV), y que sufre un deterioro progresivo.  "La ermita es del ayuntamiento y el arreglo debe costearlo el consistorio", asegura Martínez. "Nosotros limpiamos el tejado por nuestra cuenta, pero está claro que no es suficiente. El agua sigue entrando y pone en peligro la estructura. Se lo hemos trasladado al equipo de gobierno, a ver si podemos poner punto y final a esta de una vez. Cada vez que llueve, tenemos que cubrir las imágenes para evitar que se deterioren".

La ermita era originalmente un templo medieval ubicado junto a la plaza de toros de la ciudad. Se reconstruyó en el siglo XIX y a lo largo de los últimos años se han realizado reparaciones en los tejados con el fin de eliminar las filtraciones de agua en las dos sacristías y portales de la ermita, aunque se trata de un problema que todavía necesita más intervenciones.

Intergeneracional 8 Mayores y pequeños en la romería. CARLAGRAW

Identidad cacereña

La romería se celebra en el Paseo Alto, a través de la Comisión Organizadora formada dentro de la Hermandad de la Salud junto a los veteranos colaboradores, y con la ayuda del Ayuntamiento de Cáceres. Desean potenciar la identidad cacereña de este festejo, cuya devoción se remonta, al menos, al siglo XV con la construcción de la primitiva ermita; la fiesta se recuperó hace 43 años, celebrándose el domingo más cercano al 20 de enero, festividad de los Santos.

Se incluye la tradicional venta de roscas de anís y la puesta en marcha de la mesa de ofrendas de los Santos. Además de la venta de platos típicos (bollos de los Mártires, coquillos, roscas fritas, vinos…). Desde la organización siempre animan a las personas asistentes a colaborar aportando platos de dulces “o lo que consideren, y entregarlos el día anterior, en horario de mañana en la citada ermita o el mismo domingo en la mesa”.

Salaya y el concejal Holguín en la romería esta mañana. FACEBOOK LUIS SALAYA

«Tradición y buena vecindad»

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, se dejó ver en la romería cacereña, junto a ediles de su grupo como el de Igualdad LGBTI, Cooperación, Participación Ciudadana y Barrios, David Holguín; y la actual portavoz del equipo de gobierno, María José Pulido. «La romería De los Santos Mártires es pura alegría, tradición y buena vecindad. Ha sido un placer compartir tiempo con tanta gente querida», manifestó el regidor cacereño a través de sus redes sociales.