LA AMPLIACIÓN A UNA VEINTENA DE CALLES DEL CONTROL DE ACCESO MEDIANTE CÁMARAS

La policía de Cáceres multará en San Antón pese a que no estén operativas las cámaras

El ayuntamiento ha reconocido en los tres últimos ejercicios derechos de ingresos de multas de medio millón de euros anuales

La recaudación por infracciones de tráfico en la ciudad ha bajado a la mitad desde el millón de euros de 2016

Un vehículo, este lunes por la tarde, accede por la calle San Antón.

Un vehículo, este lunes por la tarde, accede por la calle San Antón. / CARLOS GIL

José Luis Bermejo

José Luis Bermejo

La entrada en vigor la pasada primavera de la modificación de la ordenanza local del sistema de acceso de vehículos al centro histórico amplía el control del tráfico mediante cámaras a más de una veintena de calles, aunque el eje principal y por el que han estado transitando más vehículos es el formado por San Antón y Parras, que provisionalmente está abierto al tráfico desde este miércoles

Anillo del centro urbano donde el tráfico se controla con cámaras.

Anillo del centro urbano donde el tráfico se controla con cámaras. / J. L. B.

Solo pueden transitar por este céntrico tramo los turismos de los residentes, de los que tenga plaza de garaje en Parras, de los que entren en el parking de Galarza y de los que vayan a los alojamientos hoteleros de Parras. Pese a que aún no esté operativo el sistema de cámaras para el control del tráfico, desde el gobierno local se informó este lunes, a preguntas de este periódico, que la policía, en los controles que pueda hacer en la zona, multará a los conductores que no puedan demostrar que están autorizados a circular por este eje, que tradicionalmente se ha utilizado como una vía de conexión del centro con el norte del casco urbano.

En el caso del parking se consultará con la empresa que tiene la concesión y que controla la matrícula de todos los coches que entran en el estacionamiento, aunque la empresa tendrá que informar a la jefatura de los periodos en los que el aparcamiento está lleno y los vehículos no pueden llegar a entrar en el parking.

Está previsto que esta mañana el concejal Pedro Muriel informe en la comisión informativa de movilidad de los trámites que se están siguiendo para la entrada en funcionamiento de las cámaras y la concesión de permisos -tarjetas- a los conductores autorizados.

El pasado año el ayuntamiento reconoció de multas de tráfico un ingreso de 516.381 euros, del que al final del ejercicio se habían recaudado 438.653 y aún quedaban pendientes de ingreso casi 78.000 euros. En los tres últimos ejercicios se han estado reconociendo por las multas de tráfico unos ingresos que han rondado el medio millón anual (516.381 en el ejercicio de 2022,539.075 en 2021 y 454.526 en 2020). Se ha reducido a la mitad en comparación con los derechos de 2016, cuando se superó el millón de euros, y de 2017, que fueron 924.030 euros.