el premio se destinará a ayudar a los enfermos y a investigación

El respaldo más altruista a la ELA

Cedillo ‘pueblo solar’ ganó el premio San Pedro de Alcántara

Donó los 4.000 euros del galardón a ELA Extremadura

Acto de la entrega de los premios San Pedro de Alcántara con Lucas Ruiz, en la silla de ruedas.

Acto de la entrega de los premios San Pedro de Alcántara con Lucas Ruiz, en la silla de ruedas. / CEDIDA

Lucas Ruiz Ramírez, natural de Miajadas, tenía 47 años cuando comenzó a notar que cojeaba. Después de otros tres recorriendo los médicos de toda la provincia, en febrero de 2020 le especificaron que, o padecía ELA, o a alguna enfermedad neurológica. El confinamiento llegó en el peor momento posible y retrasó su diagnóstico hasta el 14 de junio, cuando le comunicaron que sufría esclerosis lateral amiotrófica.

Comenzó en ese momento su lucha y la de toda su familia por darle visibilidad a su caso y al de todas las personas afectadas en la región. «En el momento en que nos dijeron que era ELA, empezamos a comentárselo a la gente del pueblo y se volcaron con nosotros, contra la enfermedad y en apoyar a todas las familias que lo padecen», cuenta su mujer, Remedios Pizarro. En la localidad se organiza, en verano, una gala benéfica en favor de la asociación ELA Extremadura que consideran un éxito: «En la primera edición colocamos 600 sillas y había más personas de pie que sentadas. La colaboración ciudadana es increíble, crece exponencialmente con el paso de los años y el consistorio también ayuda», cuenta Pizarro.

El pasado 17 de octubre tuvo lugar la séptima edición de los Premios San Pedro de Alcántara de la Diputación de Cáceres. Uno de los galardones, dotado con 4.000 euros, era por el impulso a la participación social en los municipio. El reconocimiento fue para el proyecto ‘Cedillo, pueblo solar’, que busca el autoconsumo colectivo. Sin embargo, decidieron donar el premio a la asociación ELA Extremadura de Miajadas, por su incansable labor en contra de la enfermedad. Un acto que agradeció la vicepresidenta segunda de la Diputación de Cáceres y concejala del Ayuntamiento de Miajadas, Isabel Ruiz Correyero: «Fue un gesto increíble que hay que agradecer». 

La presidenta de la asociación de la enfermedad en la región es Lola Dorado. Se considera una «afectada privilegiada» porque lleva 13 años con la enfermedad. Quiere, también, agradecer a todos los cedilleros por su gesto solidario: «Es para quitarse el sombrero. Esto demuestra que, cuando la gente conoce estos casos, se solidarizan y participan».

Cuando reciben una donación económica, destinan un porcentaje a intentar ayudar a los enfermos con terapia. La otra parte se la entregan a la Fundación Francisco Luzón, para impulsar la investigación de una enfermedad que no tiene cura y cuyas causas son desconocidas.