ABORDA LAS PROBLEMÁTICAS DE LA TECNOLOGÍA

Lola Herrera y sus ‘Adictos’ de Cáceres dejan sin butacas el Gran Teatro

Los autores reivindican la capacidad de reacción del ser humano

Lola Herrera sale a escena en el Gran Teatro de Cáceres.

Lola Herrera sale a escena en el Gran Teatro de Cáceres. / Jorge Valiente

Las últimas entradas se vendieron días antes de que Lola Herrera llegase a Cáceres con la obra ‘Adictos. Jugando a ser Dioses’. La actriz vallisoletana prometía una noche de emociones fuertes junto a Ana Labordeta y Lola Baldrich, y así fue, de igual forma que lo ha hecho por todos los puntos de la geografía nacional en los que se han subido a las tablas.

La obra, de Daniel Dicenta Herera y Juanma Gómez, producida por Jesús Cimarro y dirigida por Magüi Mira, surge de la necesidad de abordar las problemáticas de la tecnología: si estamos sometidos a ella, si somos realmente libres, el tipo de sociedad que hemos construído, el panorama del futuro más cercano y si merecemos el calificativo de ‘seres humanos’. Unas cuestiones que se le plantearon al público contemporáneo de la capital cacereña. 

El público del Gran Teatro ovacionó a la actriz.

El público del Gran Teatro ovacionó a la actriz. / EDUARDO VILLANUEVA

La realidad de la obra es la de la expansión progresiva de la desinformación, mediante una ficción en la que los personajes manifiestan inquietudes que nos atañen a todos y cuestionan paradigmas que la sociedad ha asumido como válidos y ciertos, pero que quizá están distorsionando las vidas de todos.

La transformación de Estela Anderson -a quien interpreta Lola Herrera-, una científica de extraordinaria inteligencia que descubre que su trabajo va a ser utilizado en contra de la humanidad, es una metáfora de la disposición del ser humano para cambiar de actitud.

A través de la obra, los autores reivindican la capacidad de reacción del ser humano, el punto de rebeldía que siempre es necesario para que las cosas evolucionen hacia una meta mejor, hacia el horizonte en el que se pueda disfrutar de una vida tecnológicamente sana y socialmente libre.

Lola Herrera al inicio de la función en Cáceres.

Lola Herrera al inicio de la función en Cáceres. / Jorge Valiente

Lola Herrera, Lola Baldrich y Ana Labordeta interpretaron una obra que, al público de Cáceres, le sirvió para pensar y reflexionar sobre el uso excesivo de las tecnologías.