se podrá visitar en el palacio de los golfines de abajo de forma gratuita hasta el 7 de enero

Un viaje por la colección mundial de belenes de la Fundación Tatiana en Cáceres

La exposición incluye una audioguía para escuchar la explicación de los diez conjuntos más representativos de la muestra

Imagen de un belén de la cultura Djeli.

Imagen de un belén de la cultura Djeli. / Jorge Valiente

El año en que se cumplen ocho siglos desde que San Francisco de Asís colocó el primer belén de la historia en el pequeño pueblo italiano de Greccio, la ciudad de Cáceres va a disponer de una colección mundial de belenes en el Palacio de los Golfines de Abajo, organizado por la Fundación Tatiana, bajo el nombre ‘Una luz en el portal’.

Imagen de un belén de la sabana

Imagen de un belén de la sabana. / Jorge Valiente

Desde aquella primera representación del nacimiento del Niño Jesús, el belén se ha extendido por la totalidad de continentes, adoptando las más diversas tipologías y estilos muy variados, creando una pluralidad infinita de los materiales en los que se plasma y convirtiéndose en motivo principal de inspiración de escultores y artesanos.

La exposición, en la que colabora la Colección Basanta-Martín, pretende ser una muestra representativa de lo mejor del belenismo mundial, a través de piezas y grupos procedentes de Mali, Etiopía, Costa de Marfil, Kenia, Mozambique, Zimbabwe, Singapur, China, Australia, Filipinas, Japón, Alaska, Méjico, Perú, Rusia, Italia, Polonia, Alemania, Francia, Portugal y España.

Además, también cuenta con el montaje del belén más grande de los escultores belenistas españoles contemporáneos, José Mayo Lebrija. En él, se puede admirar muestras representativas de su larga trayectoria, conocer sus últimas creaciones.

El acceso es libre y gratuito, y podrá realizarse hasta el 7 de enero, de martes a sábado en horario de mañana y tarde (de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas) y los domingos, sólo en horario matinal. También se realizarán visitas guiadas a escolares. Como novedad, incluye una audioguía que los visitantes pueden descargar en los teléfonos a través de un código QR y escuchar la explicación de los diez conjuntos más representativos de la muestra de la propia voz del artista.