El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

ANÁLISIS DE LAS CUENTAS QUE PRESENTA EL GOBIERNO LOCAL PARA EL PRÓXIMO AÑO

Presupuestos 2024: primera decisión relevante de Rafael Mateos

Hay más ingresos, pese a la bajada del IBI, porque se prevé una mayor aportación por la participación en los tributos del Estado, en especial del IRPF, más recaudación de la Plusvalía y recursos de los intereses que generen los depósitos financieros del ayuntamiento

La eliminación entre las aportaciones del presupuesto de la partida para el servicio de bomberos, que se abonará una vez que haya un acuerdo sobre la liquidación, y la reducción de la previsión de la subvención al autobús urbano facilitan que las cuentas cuadren

Miembros del gobierno local, con Mateos y Orgaz en el centro, este viernes en la presentación del presupuesto para 2024. JORGE VALIENTE

Los números de los capítulos de los presupuestos iniciales de los últimos cinco años. JOSÉ LUIS BERMEJO

La presentación, este viernes, del proyecto de presupuestos para 2024 es la primera decisión relevante de Rafael Mateos desde su llegada a la alcaldía. No es definitivo, aún tiene que pasar el cierre de los contactos que el gobierno mantiene con Vox, cuyo voto es a priori el único que podrá tener el PP, que está en minoría, para aprobarlos. Los presupuestos llegan tras un año con cuentas prorrogadas. La comparativa de sus cifras iniciales conviene más hacerla con el de 2022, último aprobado, que con el de 2023, dado que no todas las partidas se prorrogan. 

El punto de salida son los ingresos. Es lo primero que los servicios económicos del ayuntamiento ponen sobre la mesa. Solo sabiendo qué ingresos se pueden tener se deciden a posteriori los gastos, conociendo, además, que la mayoría ya están condicionados por la nómina de los empleados de la entidad local y por las cantidades reconocidas por contrato a empresas que gestionan servicios públicos (en la práctica es ‘un segundo ayuntamiento’ con centenares de trabajadores que paga el consistorio).

 ¿Cómo llega el gobierno de Mateos a una previsión de ingresos de 78,5 millones cuando hace un mes se anunció una bajada del IBI y cuando es la segunda previsión de ingresos más alta de esta década?

Esos ingresos ‘extras’ es una de las piedras angulares de los presupuestos de 2024. Pero antes hay que partir de cómo se financia un ayuntamiento, que tiene tres vías principales de ingresos: 1. Sus impuestos (IBI, Vehículos, Plusvalía, Obras e IAE). 2. Las tasas. 3. Las aportaciones que recibe de Hacienda con la cesión de un porcentaje de impuestos estatales y con el Fondo Complementario de Financiación.

Mateos y su edil de Economía, Ángel Orgaz, parten de una reducción de los ingresos por IBI urbano, principal recurso del ayuntamiento, de 373.451 euros, pero es incluso mucho mayor el recorte en otro de los impuestos, el de Obras, en el que la previsión decrece 700.000 euros. Se tiene de partida un déficit de ingresos de más de un millón con solo esos dos tributos municipales.

Por los suministros de energía eléctrica y de gas se planifica que se van a pagar 1.234.300 euros más que hace dos años

decoration

¿Cómo se revierte esta situación y se consiguen cuatro millones para solventar esa proyección de déficit de más de un millón y pasar de una previsión de recaudación de 75,4 millones en el presupuesto de 2022 a otra de 78,5 en 2024? Por tres vías y dos de ellas llamativas. La primera es la que se esperaba, se trata de la segunda fuente de ingresos: la participación en los tributos del Estado, así lo que le corresponde a Cáceres por la recaudación del IRPF se incrementa en 926.561 euros y lo que le toca del Fondo Complementario de Financiación sube 1.402.592.

A lo anterior se añade lo más llamativo de esta previsión de ingresos para 2024. Lo primero es que del impuesto de Plusvalía se espera una recaudación de dos millones de euros, son 1,7 millones más que la previsión de 2022 y es 1.233.825 euros más que los derechos que se reconocieron en la liquidación de 2022 (siempre da un resultado más real que la previsión que se hace al inicio del año). 

La Plusvalía es el impuesto que más se ha trastocado en el último lustro, tras la sentencia del Constitucional que anuló su cobro si no había beneficio en la venta, esto llevó a que la recaudación se desplomase, el ayuntamiento tuviese que hacer devoluciones y a modificar la ley estatal para permitir su cobro. A falta de una explicación del gobierno de la causa de este aumento en un impuesto ‘tocado’, una razón puede ser la compensación que Hacienda dé a los ayuntamientos por lo que dejaron de recaudar.

La segunda cifra llamativa es un recurso hasta ahora infrautilizado en una previsión inicial. Para 2024 se prevé un ingreso de 803.012 euros de intereses que generen los depósitos financieros del ayuntamiento. En 2022 solo se calcularon 7.000 euros y en la liquidación de 2022 solo se reconocieron 5.657 euros.

Pues bien, solo del IRPF, del fondo complementario, de la Plusvalía y de los intereses que generen los depósitos se prevé un aumento de ingresos de 4.825.165 euros. Por eso se planifica recaudar más pese a que se pierda del IBI. Ahora, los gastos.

La subvención a las cofradías pasa de 30.000 a 100.000 y hay 40.000 euros para subvencionar los festejos taurinos que organice la empresa adjudicataria

decoration

Los gastos

Un ayuntamiento tiene tres tipos de gastos. El primero son los corrientes, que se llevan el 90%. Aquí hay cuatro costes. 1. Lo que se paga a los trabajadores (la plantilla en la cuenta de 2022 era de 655), para 2024 se calcula un coste de 28,7 millones. 2 Los bienes y servicios, más de la mitad es para pagar a las empresas que tienen en concesión la gestión indirecta de servicios públicos con sus plantillas (solo la de la basura y limpieza supera los 170 trabajadores y la de los autobuses ronda los 100), a este capítulo van 33,8 millones en el presupuesto de 2024. 3. Los gastos financieros, la mayoría es de intereses de créditos concertados por el ayuntamiento, para 2024 son 500.000 euros. 4. Las transferencias corrientes, que son las aportaciones que se hacen a los organismos autónomos, a consorcios y las subvenciones, incluidas las que pagan el déficit de servicios. 

El segundo de esos gastos son los pasivos financieros (amortización de créditos), en 2024 son 25.000 euros más que en 2022 y llegan a 1.729.226 euros. El tercero son inversiones y transferencias para cofinanciar inversiones, son 5.663.564 euros en 2024 por 4.796.641 en 2022.

Unos buenos presupuestos son los que permiten que tras afrontar los gastos corrientes y los pasivos financieros haya suficiente liquidez solo con los ingresos corrientes (impuestos, tasas y aportación del Estado) para hacer inversiones sin tener que recurrir a un banco para endeudarse o a la venta de terreno, esta última porque quedó como un recurso residual y, sin embargo, se podría volver a activar. Pues, a falta de que el gobierno desgrane la financiación de las inversiones, habría 4,5 millones para atenderlas con ingresos corrientes, el resto, 1,1 millones, viene de transferencias de fondos del Estado. 

El ayuntamiento tiene 78,5 millones de ingresos para atender todos sus gastos y debe hacerlo con el hándicap de que tres de sus gastos corrientes suben 8,2 millones, un 15% más, con respecto al presupuesto de 2022.

¿Por qué y en qué suben los gastos de personal, de bienes y servicios y financieros? Personal se incrementa para atender la subida salarial y el complemento de la carrera profesional. Es en el apartado de los complementos al personal funcionario en el que se produce mayor subida, son 845.241 euros más que en 2022. A esto se suma, entre otros, que el coste de los órganos de gobierno en el capítulo de personal se incrementa en 118.623 euros y que las retribuciones básicas y otras remuneraciones del personal eventual suben 105.428 euros con respecto a 2022.

Los complementos salariales del personal funcionario aumentan 845.240 euros respecto a 2022 y las retribuciones a los órganos de gobierno 118.000

decoration

El gasto en bienes y servicios es el que más aumenta, son casi seis millones más. Aquí destaca lo que se ha incrementado el coste de los suministros de energía eléctrica, gas y carburantes, solo por los dos primeros se pagarán 1.234.300 euros más que hace dos años. Otro de los apartados con un incremento sustancial es el de infraestructuras y bienes de parques y jardines, con cargo al mismo se paga a la empresa que gestiona la conservación de áreas verdes de la ciudad (el concurso tiene que salir ahora), aumenta en 1.410.699 euros. Y el tercero que destaca es el contrato de limpieza y basura, sube en las previsiones del presupuesto 732.154 euros con la nueva concesión del contrato y las inversiones para modernizar el servicio.

Además los gastos jurídicos por contenciosos aumentan 133.000 euros, por el impuesto que se paga a la Junta por el vertedero son 216.000 euros más, a la diputación se le pagará 435.543 euros más por la gestión de la recaudación y por trabajos de urbanismo son 511.000 euros más.

De intereses se pagan 395.000 euros más que en 2022, principalmente por el crédito de 8 millones que se contrató con Abanca en 2021 con un interés variable referenciado al euríbor trimestral más un diferencial del 0,33%. La subida del euríbor se nota.

Afrontar la subida de gastos

¿Cómo se afronta ese incremento de gastos de 8,2 millones? Esta es la otra piedra angular del presupuesto. Se hace reduciendo las transferencias corrientes en 6.064.532 euros y con dos decisiones. La primera es quitar del presupuesto el pago de los bomberos a la diputación. En 2022 se tuvieron que asignar 2.673.107 euros, en 2024 son 0. No se paga ahora, dado que no hay acuerdo sobre la cantidad de la liquidación que ha presentado la diputación (es la que presta el servicio), sino más adelante, una vez aprobados los presupuestos y con una modificación. La segunda es que la reserva para el déficit de los autobuses urbanos baja a la mitad, son 2.138.104 euros menos, queda por ver qué incidencia tendrá esto si se renueva el descuento de los bonos o la gratuidad para los menores de dieciséis años.

En las transferencias corrientes también se reducen las que se hacen a los organismos autónomos del ayuntamiento, es una asignación que baja 1.676.153, pero el recorte real es mucho menor. Tres de los cuatro organismos (Deportes, Juventud y Universidad Popular) pasan a depender del ayuntamiento, lo que hace que partidas como las subvenciones a Deportes o Juventud pasen a tener asignaciones concretas. El único organismo que queda es Asuntos Sociales, que tiene 402.793 euros más.

Sube la partida del Gran Teatro y Helga de Alvear y más para subvenciones nominativas y menos para las de libre concurrencia

decoration

En las transferencias destaca que la subvención a cofradías pasa de 30.000 a 100.000 euros y que hay subvención para la organización de festejos taurinos, que será de 40.000 euros y que cobrará la empresa que gane el concurso para la explotación de la plaza de toros, es significativa porque en 2016 una partida similar llevó a la suspensión del concurso para la gestión de la plaza y desde entonces no se ha adjudicado. Ahora la situación cambia porque PP y Vox, que juntos suman mayoría en la corporación local, quieren que haya festejos.

La partida a Helga de Alvear sube 115.000 euros y la del Gran Teatro 38.161. Cambian las subvenciones de Cultura. En 2022 había 130.000 para libre concurrencia y 6.000 nominativas. En 2024 son 50.000 para libre concurrencia y 50.000 nominativas y hay una partida de 200.000 para subvenciones nominativas en Festejos. La subvención para Participación Ciudadana sube 9.000 euros, y la que se concede a los colectivos LGTBI también se incrementa, pasa de 12.000 a 15.000 euros, pero en 2024 se traslada del área de Participación Ciudadana, donde estuvo en 2022, a la del organismo autónomo de Asuntos Sociales, al ser su concejala, Encarna Solís, la que asume las competencias de LGTBI.

Compartir el artículo

stats