el acuartelamiento celebra la festividad de la patrona de infantería

El Cefot de Cáceres ha formado a 500.000 soldados desde que abrió hace 59 años

La base encara 2024 con los actos de su 60 aniversario y el relevo en la dirección. El acto castrense homenajea al militar fallecido hace un año en un accidente  

Vídeo | Así ha celebrado el Cefot de Cáceres el día de su patrona

EL PERIÓDICO

Gema Guerra Benito

Gema Guerra Benito

"Medio millón de soldados, conscriptos primero y voluntarios depués, se han formado en este alcor de Santa Ana y de manos de este centro han conocido y querido a Cáceres. Cáceres está presente en toda la historia de nuestro Cefot y nos gusta pensar que somos parte importante de su historia reciente también". Estas fueron las palabras que pronunció este viernes el coronel jefe del acuartelamiento, Juan Manuel Martel, en su intervención durante el acto por la festividad de la patrona de Infantería. 

Como cada año, el Cefot de Cáceres aprovecha los actos por la Inmaculada Concepción para festejar su aniversario, este año ya 59 años de su creación. El acuartelamiento acogió a media mañana su tradicional ceremonia castrense, en esta ocasión, con especial recuerdo a José María Gordillo, militar destinado en la base que falleció en un accidente hace un año.

El acto tuvo lugar en la explanada de Santa Ana y contó con autoridades militares, políticas y civiles. El aforo se completó con familiares e invitados de los soldados. Entre los asistentes, el subdelegado del Gobierno, José Antonio García Muñoz, y la presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, María Félix Tena.

Un regimiento de militares, que más tarde desfiló para los asistentes, formó filas durante el acto. Durante la ceremonia, se produjo la tradicional entrega de condecoraciones, entre ellas, la más simbólica, a Gordillo a título póstumo, que recogió su viuda. Originario de los Santos de Maimona, fue arrollado por un tren en mayo del año pasado mientras practicaba ciclismo en Zafra. Al centro había entrado como sargento primero y en septiembre de 2019 ascendió al mando superior. Antes, estuvo destinado la base de Menacho en Bótoa y había participado en operaciones en Líbano, Irak y Kosovo. 

Durante la ceremonia, el coronel jefe Juan Manuel Martel se dirigió a los presentes y aplaudió la labor de un centro que es referencia del Ejército y repasó las cifras, 500.000 soldados en 59 años, los últimos mil salieron en octubre de este año. Un mes después, ingresó otro reemplazo, también de mil alumnos, que jurarán bandera en enero y permanecerán en la base hasta abril. 

Martel avanzó también que el acuartelamiento encara ya 2024 con la programación de los actos por el 60 aniversario de la creación del centro y el relevo al frente de la dirección. El tradicional homenaje a los caídos y el desfile militar dieron cierre al acto.