la ceremonia se celebra el próximo 12 de diciembre a las 11.00 horas

La gala de la cofradía extremeña de gastronomía será en el museo Vostell

El cocinero Javier Martín, la pedida de la patatera y el restaurante Albalat, entre los premiados este año

Museo Vostell.

Museo Vostell. / FRANCIS VILLEGAS

Redacción

La Cofradía Extremeña de Gastronomía entrega sus premios anuales el próximo martes, 12 de diciembre, en el Museo Vostell de Malpartida de Cáceres a las 11.00 horas. Estos premios gastronómicos reconocerán este año la labor del cocinero Javier Martín, el restaurante Albalat de Cáceres, la DOP Jamón ‘Dehesa de Extremadura’, como mejor producto; al chef Toño Pérez, de Atrio, como cocinero impulsor de la Dieta de la Dehesa, y la Pedida de la Patatera de Malpartida de Cáceres como mejor evento gastronómico. 

El presidente de la cofradía, Matías Macías, ha destacado que los cinco premiados destacan en aspectos muy diferentes. Así, destaca que el cocinero hurdano Javier Martín es galardonado por su «pasión por los fogones y su proyecto de vida de carácter eminentemente familiar». «Su objetivo es dar bien de comer haciendo valer su pertenencia a Extremadura y a la ciudad de Cáceres», ha destacado. El restaurante cacereño Albalat recogerá el reconocimiento al mejor restaurante del año. Su equipo, encabezado por Juan Miguel Palacios y Manuel Espada ofrece una oferta gastronómica fundamentada en el producto y en la preservación por las recetas tradicionales.

En cuanto al producto premiado, la Cofradía ha considerado que la D.O.P. Jamón Dehesa de Extremadura promociona «el santo y seña» de la gastronomía extremeña. A su vez, el galardón al mejor evento gastronómico del año será para La Pedida de la Patatera, una celebración que promueve la cultura gastronómica en torno a su producto emblema y que se remonta a finales del siglo XIX.

Por último la entidad, en su estrategia por poner en valor y prestigiar los valores de la dieta de la dehesa, ha decidido crear una categoría especial que recaerá, en esta primera edición en Toño Pérez un «verdadero referente en la gastronomía nacional y por supuesto un magnífico embajador» de la dieta de la dehesa.