MEDIO SIGLO DE LA PRIMERA HORNADA DE JURISTAS: HISTORIA Y FUTURO

Cincuenta años de Derecho en Cáceres: un aniversario de justicia abierto a todos

La Facultad de Derecho celebra sus 50 años en Cáceres con actos dirigidos a todas las promociones

Participan en los encuentros Alfonso Guerra, Rodolfo Martín Villa, Alejandro Cercas o el magistrado del Supremo Manuel Marchena

Uno de los numerosos actos que se celebran cada año en las aulas de la Facultad de Derecho.

Uno de los numerosos actos que se celebran cada año en las aulas de la Facultad de Derecho. / ‘50 ANIVERSARIO DE LA UNIVERSIDAD DE EXTREMADURA' / FACULTAD DE DERECHO

La implantación en 1790 de la Real Audiencia de Extremadura en la capital cacereña, con un solemne ceremonial, vinculó muy estrechamente a la ciudad con el ámbito jurídico hace ya más de doscientos años. Gómez Becerra, Publio Hurtado, Muñoz Chaves, Mario Roso de Luna o Diego María Crehuet fueron juristas muy reconocidos en la historia local. Las leyes están por tanto en el ADN de numerosas familias cacereñas, pero hubo que esperar hasta 1973 para ver el nacimiento de la Facultad de Derecho, el mismo año de la creación de la Universidad de Extremadura. Aquellos alumnos y aquellos primeros tiempos cambiaron la fisonomía de la ciudad. Llegaba la transición, la democracia, la movida..., y Cáceres formaba a su primera hornada de abogados.

La Facultad de Derecho celebra este curso 2023/2024 su cincuentenario. Los actos principales se organizarán en torno a San Raimundo de Peñafort, patrón de los juristas, y se preparan con verdadera ilusión. Alfonso Guerra (exvicepresidente del Gobierno), Rodolfo Martín Villa (exministro), Rodríguez Ibarra (expresidente extremeño) y Alejandro Cercas (exeurodiputado) acudirán el 20 de febrero a un encuentro en el Museo Helga de Alvear. Organizado en colaboración con el Consejo Extremeño del Movimiento Europeo (CEXME) y Mapfre, se analizará la etapa de la transición y el arranque del proceso autonómico, que fueron el caldo de cultivo para el nacimiento de la facultad. El día 23 tendrá lugar el acto académico con una conferencia del presidente de la Sala Segunda de lo Penal del Supremo, Manuel Marchena, que hablará sobre inteligencia artificial en la justicia penal. Y el día 24 tendrá lugar el encuentro de todas las promociones en el complejo Aralia (inscripciones en la web de la facultad).

Primera ubicación de la Facultad de Derecho en Filosofía y Letras.

Primera ubicación de la Facultad de Derecho en Filosofía y Letras. / ‘50 ANIVERSARIO DE LA UNIVERSIDAD DE EXTREMADURA’ / FACULTAD DE DERECHO

Acudirán incluso alumnos de la primera promoción, aquella que comenzó sus clases en noviembre de 1973, tras aprobarse la constitución de Derecho en octubre. Poco antes, el 10 de mayo, se daba luz verde al decreto por el que se fundaba la Universidad de Extremadura. Los estudiantes iniciaron el curso con cierto retraso, compartiendo las aulas de la Facultad de Filosofía y Letras (edificio Valhondo). Eran medio centenar, formados por cinco profesores: José María Corzo, Pilar Belloso, Marcelino Cardalliaguet, José Manuel García Agúndez y Vicente Hurtado, primer decano. La Uex nacía con estas dos facultades en Cáceres, más la Escuela Universitaria del Profesorado de EGB.

«Existía una inquietud social por tener universidad, los extremeños querían un reconocimiento académico no dependiente de Sevilla, Salamanca o Madrid. Entendían que para poder hacer comunidad, lo primero era disponer de una formación superior», explica el actual decano, Manuel de Peralta Carrasco. Desde aquellos inicios, la disciplina de Derecho constituye uno de los baluartes universitarios de la ciudad y la región.

E

E / CEDIDA

«Derecho cura el alma. De aquí salen los profesionales que han de resolver los conflictos de la sociedad»

MANUEL DE PERALTA CARRASCO

— Decano

La facultad se trasladó pronto desde Filosofía y Letras al Palacio de la Generala, un gran edificio renacentista y gótico construido en el siglo XIV, luego reformado en los siglos XV y XVI. Allí se consolidaron estos estudios, con importantes profesores y buenas promociones de las que salieron abogados, notarios, registradores, catedráticos, abogados del Estado, fiscales o jueces que se fueron repartiendo por distintos puntos del país.

Segunda sede en el Palacio de la Generala.

Segunda sede en el Palacio de la Generala. / ‘50 ANIVERSARIO DE LA UNIVERSIDAD DE EXTREMADURA’ / FACULTAD DE DERECHO

La dinámica de aquellos estudiantes calaba en el tuétano de la capital cacereña. Manuel de Peralta lo vivió en primera persona. «Pertenecí a la decimocuarta promoción y tengo grandes recuerdos. Los alumnos estábamos completamente integrados en la ciudad. En los cursos con turno de mañana (eran rotatorios) desayunábamos en la propia facultad y salíamos de clase hacia la una. Nos íbamos de cañas de vez en cuando al Extremeño o a la Calle de los Bares. Cuando se suspendía alguna clase, nos quedábamos por el centro, teníamos todo a mano y eso nos permitía conectar mucho más con la sociedad cacereña, la ciudad tenía otra vida», relata.

Años de plenitud

La etapa estudiantil se disfrutaba en Cáceres en toda su plenitud: en residencias, en pisos, en Pizarro, en la plaza, en la Madrila… «Era los tiempos de la movida cacereña, más sana que la madrileña. Estudiábamos mucho, pero también lo pasábamos francamente bien», reconoce el actual decano y profesor de Derecho Civil.

Con los años se implantó el sistema Bolonia y se hizo necesaria otra ubicación. El 23 de enero de 1995 se inauguró la actual facultad en el campus, por parte del decano Cástor Díaz y el presidente extremeño, entonces Rodríguez Ibarra. Muchos cacereños mantienen que fue un error sacar la facultad de la parte antigua, dar cerrojazo al ambiente estudiantil del casco urbano. «Soy de los que hubiera preferido que permaneciera en el centro, pero se toman las decisiones que se consideran acertadas en cada momento. La idea era formar un campus al estilo de otras capitales, crear un entorno específico para los estudiantes. Estar aquí no es peor, es solo diferente», afirma el actual decano.

Estudiantes en el arranque del curso, en el actual edificio del campus.

Estudiantes en el arranque del curso, en el actual edificio del campus. / FACUTAD DE DERECHO

La facultad conserva todo su atractivo para el alumnado. Sus estudios ofrecen un sinfín de salidas, muy valoradas en la sociedad actual. «Tenemos en torno a 1.100 estudiantes. Cada año entran unos 150 solo en Derecho, que sigue siendo el grado más fuerte, y por desgracia se quedan alumnos fuera», indica Gabriel Moreno González, vicedecano de Relaciones Institucionales, Planificación e Infraestructura, y profesor de Derecho Constitucional. La facultad también imparte los grados de Administración y Gestión Pública, y Criminología; además de los dobles grados en Derecho-Administración y Dirección de Empresas; Administración y Dirección de Empresas-Derecho; y Derecho-Criminología. Prácticamente todos copan sus plazas. 

CAJUSTICIA TSJEX

CAJUSTICIA TSJEX / EL PERIÓDICO

«Me crié en Monterrubio de la Serena y vine a estudiar Derecho. Todo era nuevo para mí. Tuve una vida universitaria maravillosa e hice grandes amigos. Me enorgullece haber pasado por la facultad, tener una formación netamente extremeña»

MARÍA FÉLIX TENA

— Presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura

Las aulas están llenas porque la facultad tiene un buen nivel. Juristas de renombre se han formado en ella durante décadas, como María Félix Tena, actual presidenta del TSJEx; el catedrático Clemente Checa González, exconsejero de Hacienda de Extremadura y presidente del Consejo Consultivo regional; Emilio García Silveiro, jefe de los Servicios Legales de la FIFA y exjefe de los Servicios Disciplinarios y de Integridad de la UEFA; Carmen Acedo Grande, abogada del Estado en el Ministerio de Cultura y Deporte; Ildefonso Seller Rodríguez, decano del colegio de abogados de Badajoz; o Hugo Curiel, el letrado más joven de la historia de la Junta de Extremadura.

S

S / CEDIDA

«Estudiar en la facultad fue muy fructífero para mi formación humana, profesional e intelectual, con grandes profesores y el privilegio de un palacio renacentista»

JOSÉ ANTONIO PATROCINIO

— Expresidente y magistrado de la Audiencia Provincial de Badajoz

Cada promoción también tuvo sus profesores emblemáticos, como Juan José de Soto Cardiago, de Derecho Mercantil; los decanos y docentes Luis Felipe Rajel, Castor Díaz, Carlos Villamor, Jaime Pérez Llantada o Emilio Cortés Bechiarelli; también Carmen Pérez Coca, Dolores González Ayala, Pilar Trinidad, Pilar Blanco Morales, Jaime Rosell, Manuel Veiga (presidente de la Diputación de Cáceres y mismo cargo en la Asamblea de Extremadura), Luis López Guerra (magistrado del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo), José Antonio Patrocino (magistrado y expresidente de la Audiencia Provincial de Badajoz) o José Antonio Montilla (fue secretario de Estado de Relaciones con las Cortes), además de otros muchos que dieron lo mejor de sí para formar a las nuevas generaciones.

el

el / EL PERIÓDICO

Si algo ha transformado mi vida, ha sido sin duda mi paso por la Facultad de Derecho. Me enseñó una profesión y la pasión por el esfuerzo y el trabajo. La universidad genera ilusión y oportunidades»

ELENA MANZANO

— Consejera de Hacienda y Administración Pública

La facultad tiene un claro camino por delante. Los alumnos han cambiado, «llegan bien preparados pero son quizás más competitivos», estima el decano. Y los profesores (un total de ochenta) se están renovando con la mayor tasa de reposición de las últimas décadas, debido a la jubilación de los que llegaron a la docencia en los primeros tiempos de la Uex.

ss

ss / CEDIDA

«La Uex tiene un tamaño perfecto, todo es más sencillo y accesible, hay una comunicación directa»

GABRIEL MORENO

— Vicedecano de Relaciones Institucionales, Planificación e Infraestructura

El vicedecano Gabriel Moreno González, a sus 32 años, es un ejemplo de esos profesionales que toman las riendas con perspectivas innovadoras y con ganas de trabajar para Extremadura. Alumno de la facultad cacereña (primera promoción del Plan Bolonia) y doctorado por la Universidad de Valencia, quiso apostar por la región tras residir en Barcelona, Madrid, Londres o Méjico. «Cáceres tiene la virtud de ser una ciudad intermedia donde la vida puede llevarse con dignidad y con plenitud», afirma. «La Uex tiene un tamaño perfecto, todo es más sencillo y accesible, hay una comunicación más directa con profesores y con alumnos», valora.

En definitiva, un aniversario que promete otro medio siglo de formación para una disciplina cada vez más necesaria. «Si Medicina cura el cuerpo, siempre digo que Derecho cura el alma», sostiene el decano. «De aquí salen los profesionales que deben resolver los conflictos que afectan a la integridad personal y emocional de la sociedad. Deben saber, ante todo, escuchar y entender. Es una carrera singular, una carrera que nunca podrá ser sustituida por la inteligencia artificial, una carrera con infinidad de posibilidades», concluye Manuel de Peralta.