ACTO DEL 50 ANIVERSARIO DE LA FACULTAD DE DERECHO

El juez Marchena en Cáceres: «Los datos son el petróleo del siglo XXI para las dictaduras digitales»

Ve «indudable» la influencia de la IA en la jurisprudencia, pero sin que pierda el rostro

El juez Marchena, este viernes, en la Facultad de Derecho.

El juez Marchena, este viernes, en la Facultad de Derecho. / EL PERIÓDICO

El presidente de la Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo (TS), Manuel Marchena, ha alertado de que "los datos son el petróleo del siglo XXI", hasta el punto de que empiezan a salir filósofos y sociólogos que hablan ya de "las dictaduras digitales".

"Élites minoritarias que tienen, no pozos petrolíferos, sino todo el arsenal de datos que permite conocer las inquietudes y perfiles ideológicos de cada uno de los ciudadanos", ha señalado Marchena, que ha impartido la conferencia "Los retos de la Justicia Penal ante la Inteligencia Artificial".

La conferencia estaba enmarcada en los actos conmemorativos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Extremadura, por la festividad de su patrón, y a ella ha asistido la consejera extremeña de Educación, María Mercedes Vaquera, y la presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, María Félix Tena.

Antes del acto ha declinado atender a los medios de comunicación, ya que ha señalado que es "tiempo de silencio", y les ha invitado a escuchar su conferencia.

En ella ha subrayado la importancia de esos datos personales que "están poniendo en manos de unas élites absolutamente minoritarias todo el poder", lo que "va a convertir al ciudadano en irrelevante".

En su alocución, Marchena se ha referido a grandes compañías tecnológicas como Google y redes sociales como X, que ha comprado Elon Musk "por 40.000 millones de dólares, pese a que es una red social gratuita", aunque hay servicios de pago que amplían el uso de esta herramienta para sus usuarios.

"Cómo es posible que una empresa que no cobra a sus usuarios, como sí hace cualquier plataforma tipo Netflix o Prime, pague esa millonada", ha preguntado al auditorio.

También se ha referido a la gratuidad de Google, que es un buscador que "en 48 horas maneja más información en datos personales de lo que se ha generado desde los albores de la humanidad".

Por lo que Marchena ha alertado de que esas plataformas obtienen su negocio de los datos personales de sus usuarios.

"Google vale 800.000 millones de dólares", ha subrayado, cuando es una empresa que no cobra nada a esos usuarios, "pero le damos nuestra propia transparencia, nuestro perfil, que a la empresa le permite obtener muchísimo más dinero que en otro formato".

En este contexto, Marchena se ha referido al historiador y filósofo israelí Yuval Noah Harari, autor de obras como 'Sapiens' o 'Homo Deus', quien ha trasladado a los estados la necesidad de que se regule las grandes corporaciones tecnológicas "para garantizar que sus herramientas tienen un buen uso y que no derivan en un salto al autoritarismo".

"Hoy el problema que tenemos es que no sabemos lo que otros saben de nosotros, en términos de etiquetado. Este es el escenario, y todos esos datos son los que van a ir alimentando los algoritmos de la Inteligencia Artificial (IA)".

Y a renglón seguido se ha preguntado "cuánto va a durar esto, cuánto tiempo tengo que prever que viene ese tsunami de IA".

Marchena, este viernes, en Cácere.

Marchena, este viernes, en Cáceres. / EDUARDO VILLANUEVA

Justicia robótica

En materia jurídica, Marchena ha apuntado que la IA no puede sustituir al juez, pero que es "un mecanismo absolutamente indispensable para la investigación penal y para muchas actividades de la vida". «¿Va a influir la inteligencia artificial en la jurisprudencia penal? Indudablemente sí«, ha dicho durante su disertación, en la que ha añadido que se camina hacia una justicia robótica.

Pero, en su opinión, «la justicia nunca debe perder el rostro humano. No debe dejar la capacidad de enjuiciar basándose en información solo estadística». 

Premiados

El acto del 50 aniversario de Derecho también ha servido para premiar al presidente de la Audiencia de Badajoz, Luis Romualdo Hernández Díaz-Ambrona, por su colaboración en las prácticas jurídicas dentro del acto de la festividad de San Raimundo de Peñafort.

Por esta misma colaboración, se ha premiado al comisario provincial de Badajoz, Manuel Veiga, y al sindicato CSIF.