La ausencia de pediatras en varios centros de salud rurales de la provincia está marcando el verano, con denuncias reiteradas por parte de residentes que han iniciado recogidas de firmas en la plataforma Change.org y que están haciendo uso de las redes sociales para hacerse oír.

De momento, se ha reportado la ausencia de pediatras en Valencia de Alcántara, Casas del Castañar, Torre de Don Miguel y Fuente del Maestre.

En Valencia de Alcántara se inició una recogida de firmas a principios de agosto para solicitar al Servicio Extremeño de Salud (SES) que cubra la plaza vacante de pediatría, debido “a la gran población infantil y la lejanía del hospital más próximo”, ubicado a unos 100 kilómetros del municipio. Los médicos de familia del centro ocupan esta vacante, a causa de la imposibilidad del SES de cubrir la plaza, por falta de profesionales disponibles e interesados.

Una situación similar se da en Fuente del Maestre donde habría estado ejerciendo una médico de familia como pediatra, hasta que ha abandonado su puesto. La pediatra de Valencia de Alcántara también renunció a su empleo, según confirmó el SES. Y también en Torre de Don Miguel, donde los ciudadanos han denunciado que el médico de cabecera que ejerce de pediatra ha cogido vacaciones y ese servicio estaría descubierto. El SES no ha confirmado ni desmentido este extremo.

Esta situación es recurrente en Casas del Castañar, municipio que se ha quedado varias veces sin servicio de pediatría este verano.

En este contexto, se ha hecho viral la denuncia de un padre de Piornal donde narra una situación que llevó a su hija a urgencias (a finales de junio) del centro de Casas del Castañar, donde se encontró con la ausencia de pediatras y un ”diagnóstico generalizado” de un médico de familia.

 “Con una fiebre tremenda, el diagnóstico fue otitis. Horas después estábamos en Badajoz en UCI”, recuerda el padre que ha alzado la voz, pero señala que “no pretendo atacar a quienes velan por nuestra salud; sólo poner de relieve una situación a la que nos enfrentamos los pueblos que dependemos de este centro de salud”, en relación al de Casas del Castañar.

La portavoz popular de Sanidad en la Asamblea de Extremadura, Elena Nevado, registró una pregunta sobre la falta de pediatra en Casas del Castañar antes de que finalizara el curso político.

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, respondió entonces que el pediatra que cubre Pinofranqueado, Nuñomoral y Casas del Castañar se encuentra de baja laboral desde el 15 de abril. Durante este tiempo, explica, el consejero, “el área de salud ha buscado insistentemente sustitutos en esta y otras Comunidades Autónomas”, y aseguraba que a principios de junio el titular de la plaza ya se había incorporado.

Sin embargo, las denuncias ciudadanas por la ausencia de pediatra en esta localidad han seguido surgiendo de forma recurrente.

«Un médico de familia para todos quizás no sea la solución», lamenta el padre piornalego (Mario VH), que señala a las autoridades que «dictan desde sus despachos» para que sepan que «en zonas rurales también existimos».