El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) adjudicó este miércoles, por 6,5 millones de euros (IVA incluido), el contrato de obras para la mejora de la protección de usuarios vulnerables en la travesía de Cabezuela del Valle y un nuevo puente sobre el río Jerte, en la provincia de Cáceres. El objetivo es mejorar la seguridad vial y la funcionalidad de este tramo de la carretera N-110, así como la movilidad y accesibilidad de otros usuarios de la infraestructura.

La intervención está incluida en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), que contempla invertir hasta 357 millones de euros (sin IVA) de los fondos Next Generation EU para modernizar más de 80 túneles y potenciar la protección de la fauna y usuarios vulnerables en la Red de Carreteras del Estado.

En la localidad de Cabezuela del Valle, la N-110 dispone en la actualidad de un puente sobre el río Jerte que por su antigüedad y dimensiones sólo permite el tránsito de vehículos con sentido alternativo regulado por semáforos. La solución del problema que constituye este estrechamiento, y sus consecuencias negativas sobre el nivel de servicio y la seguridad de la circulación, es el objetivo fundamental del proyecto.

Junto a la construcción de un nuevo puente sobre el río Jerte, se proyecta un tramo de nueva calzada de 400 metros de longitud, en variante por la margen derecha del río, para enlazar con el trazado existente, así como una nueva glorieta que entronca con la nueva estructura, según informó el Mitma en nota de prensa.