Garrovillas de Alconétar aguarda la inminente declaración de su Muestra del Almendro en Flor como Fiesta de Interés Turístico Regional. Así lo ha afirmado esta mañana su alcaldesa Elisabeth Martín en la presentación de la vigésimo tercera edición del programa de actividades. “Si no estuviera para el 25 de febrero (fecha de la 23 Muestra del Almendro en Flor) lo más probable es que lo esté para la III Feria del Almendro, prevista para los días 4 y 5 de marzo”, ha explicado esta mañana la edil.

Las previsiones apuntan a que se superen las 2.000 personas en el paraje municipal Gallito, donde se encuentran los almendros ancestrales a los que se homenajea en este día tan señalado con un extenso programa de actividades al aire libre. A la presentación de la 23 Muestra del Almendro en Flor han asistido, además de la alcaldesa de Garrovillas; el teniente de alcalde, Jesús Ramos; y la diputada de Turismo, Patricia Valle.

Las actividades del 25 de febrero comenzarán a las 9 de la mañana con la congregación de los participantes en las rutas senderistas a los que se ofrecerá un desayuno, en el que no faltarán las perrunillas y lo cagajones, dulces típicos del pueblo. Se han establecido, al igual que en ediciones anteriores, dos rutas, una corta de 4 kilómetros y otra larga, de 10 kilómetros. También participa la asociación ecuestre local que realizará un recorrido a caballo ante un escenario donde priman los colores blanco y rosa de las flores del almendro. Todas las comitivas llegarán sobre el mediodía al paraje Gallito, donde habrá venta de artesanías. Un poco más adelante se servirán las berzas con buche, plato característico de la jornada. Se recomienda, especialmente a los grupos que adquieran sus tiquets con antelación en la oficina de turismo.

Tras el éxito de la pasada edición sobre las 14.30 horas llegará la charanga, a la que posteriormente le tomará el relevo la orquesta local Bolero. En la carpa municipal a partir de las siete de la tarde habrá música y buen ambiente. Las estimaciones del consistorio sitúan en 2.000 visitantes los que pasen por este espacio en las distintas actividades de la fiesta.

Junto con las actividades al aire libre del Almendro en Flor hay programados concursos de fotografía y dibujo. Elisabeth Martín explicó que en el municipio se ha establecido la costumbre de sembrar un almendro a la entrada del pueblo por cada niño que nace, creando así un especial vínculo con este árbol de la familia de las rosáceas.

Jesús Ramos, teniente de alcalde; Elisabeth Martín, alcaldesa de Garrovillas; y Patricia Valle, diputada de Turismo. J. VENTURA

La diputada de Turismo, Patricia Valle, ha incidido en la importancia de ponte en valor un recurso natural, sostenible, ecológico y medioambiental como los almendros garrovillanos.