Un año más, tradición y devoción se dan la mano en la Semana Santa de Casar de Cáceres, que se se palpa en las calles, gracias al fervor y al buen tiempo que acompaña a las procesiones de la localidad. Si el Miércoles Santo se vivió la del Cristo de la Peña, una Hermandad que desde 1993 procesiona de nuevo con el Cristo por Casar de Cáceres tras varias décadas de olvido, ayer, la jornada de Jueves Santo la alumbró la procesión de la Pasión.

‘Procesión de los hombres’

La de la Pasión es conocida popularmente como la ‘procesión de los hombres’ debido a que son sólo hombres los que alumbran con velas los 9 pasos que desfilaron. Es tradición que los varones de la familia queden para la procesión abuelos, padres, hijos, primos y sobrinos que se reúnen estos días, que regresan al pueblo para seguir con la tradición durante los días de Semana Santa. Y este año, cientos de hombres procesionaron por el tradicional recorrido.

Aunque solo acompañan varones, de todas las edades, «desde hace unos años es normal ver a mujeres que cargan con las imágenes durante el recorrido; amén de las mujeres que van detrás de los pasos procesionales» cumpliendo ‘promesa o mandas’, aseguran desde el ayuntamiento.

Mujeres y la Virgen de la Soledad

El Huerto, la Columna, la Ventana, la Sentencia, la Verónica, el Nazareno, el Crucificado, la Piedad y la Soledad son los pasos que se lucieron en una noche de recogimiento y tradición que seguirá con las procesiones del Viernes Santo, el Entierro y la procesión del Silencio, donde cientos de mujeres iluminarán a la Virgen de la Soledad.