Kiosco

El Periódico Extremadura

la fiscalía pide cinco años de cárcel por "presuntas irregularidades" en la construcción del centro de día y una guardería

Juzgan al exalcalde de Coria por prevaricación y malversación

Arranca la vista en la Audiencia Provincial de Cáceres aunque Juan Valle no declarará ante el juez hasta el 28 de junio

El exalcalde de Coria, este martes, en el inicio del juicio en el que comparece como acusado de delitos de prevaricación y malversación. EL PERIÓDICO

Arranca el juicio al exalcalde de Coria, Juan Valle, acusado de malversación de caudales y prevaricación en su etapa como regidor municipal por la construcción de un centro de día y una guardería. La vista estaba señalada para celebrarse este martes en la Audiencia Provincial de Cáceres a primera hora aunque no fue hasta pasadas las 10 cuando se inició con el magistrado Joaquín González-Casso presidiendo el tribunal.

La sesión se prolongó durante apenas diez minutos, en la que se debatieron exclusivamente cuestiones previas entre las partes. De esta manera, el juez emplazó al acusado a declarar el próximo 28 de junio. De esta forma, no será hasta dentro de un mes cuando Valle responderá a las preguntas de la defensa y de la acusación. De hecho, este martes, al concluir la primera y breve sesión de la vista, rehusó hacer declaraciones a los medios.

También prestarán declaración testigos que han solicitado las partes en la causa. Fiscalía pide cinco años de cárcel por un delito de malversación de caudales públicos y nueve años de inhabilitación por prevaricación. De la misma forma, añade delitos de fraude y falsedad documental.

En el juicio también comparece como acusado un técnico municipal con el que, según expone el ministerio público en su escrito de acusación, Valle acordó "de manera arbitraria y prevaliéndose de su cargo encomendar como trabajo particular ajena a su puesto la redacción del proyecto básico y ejecución del futuro edificio de centro de día. Fiscalía pide una condena similar para el arquitecto.

Los presuntos hechos se produjeron entre 2008 y 2010. Tal y como recoge el documento, el técnico municipal "aceptó el trabajo y presentó en el registro del ayuntamiento una factura por importe de 58.000 euros". Una vez en registro, la interventora advirtió que el valor del contrato superaba el importe de 18.000 euros fijados en contratos menores y por tanto no se podía adjudicar de forma directa.

"A sabiendas de esta precisión de la interventora, el entonces alcalde continuó la tramitación del expediente". Fue entonces cuando el técnico "con ánimo de burlar los requisitos legales para cobrar los 58.000 euros", presentó varias facturas, ninguna superior a los 18.000 euros.

En relación a la construcción de la guardería en Puebla de Argeme, el escrito de acusación recoge que Valle, "en el ejercicio de su cargo y de manera arbitraria encargó a título particular y sin seguir el proceso de contratación a este mismo técnico municipal, que presentó una factura por importe de 25.748 euros.

Compartir el artículo

stats