Kiosco

El Periódico Extremadura

La entrevista Diana Orero Autora del libro 'Fu-Turista'

"Los nuevos analfabetos digitales son los que menos saben salir de internet"

Diana Orero. Cedida

«La tecnología moldea más nuestro comportamiento que las leyes. ¿Te abrochas el cinturón porque lo dice la ley o por el pitido irritante que produce tu coche?» o «La tecnología nos ha hecho la vida más fácil, pero ¿nos la ha hecho más feliz?» Estas son solo algunas de las cuestiones que la autora de ‘Fu-Turista’ (Letrame Editorial, 2022) y especialista en relaciones digitales y comportamiento humano, Diana Orero, nos hace preguntarnos en cada página. 

Cuestionarnos lo que hacemos, lo que decimos, lo que pasa por nuestra cabeza cada vez que estamos en internet, es lo más parecido a hacer meditación porque es ponerse frente a un espejo. Y no siempre, ni nos gusta lo que vemos, ni estamos preparados para ello. Lo que Orero presenta con esta obra es la necesidad de cuestionarnos comportamientos normalizados que responden a un patrón digital que no está diseñado por nosotros; invitándonos a reflexionar acerca del presente y el futuro tecnológico, el impacto que la tecnología tiene en nuestra vida y la importancia de hacer un uso responsable de ella. «Lo importante no es lo que pasa en internet, lo importante es lo que pasa en tu cabeza cuando está en internet»., Un libro para leer, para reflexionar para recomendar, ¡y para votar! Ya que Diana Orero ha creado el primer partido político sin políticos: un partido político futurista, ¿quieres saber más? Pasen y lean. 

La pregunta que como lectora me hace usted a mí, se la hago yo, ¿nos ha hecho más feliz internet? Cuantas más redes sociales mails… más sensación de soledad y ansiedad… 

Somos seres limitados que tenemos a nuestro alcance tecnología ilimitada, que todo el tiempo llama nuestra atención a golpe de notificación, y nos mantiene muy entretenidos porque gran parte de internet está diseñado para estimular nuestra dopamina, la hormona relacionada con el placer y con el «quiero más». Es por eso que nuestra responsabilidad es aprender a manejar las nuevas tecnologías porque si no, podemos acabar sufriendo ansiedad, frustración e incluso depresión. Las nuevas tecnologías han facilitado que tengamos vidas cada vez más ocupadas, pero menos llenas.

«Lo esencial es invisible a los ojos», ¿también podríamos definir así internet actualmente?, ¿Cómo algo invisible a los ojos?

Dicen que el pez no sabe que nada en el agua hasta que lo sacan de ella… creo que a nosotros nos pasa algo muy similar … La tecnología forma parte tanto de nuestra vida que apenas somos conscientes de ello. Los nuevos analfabetos digitales son los que no saben salir de internet. 

Que Alexa sepa más de mi hijo que yo, ¿debería preocuparme?

Un poco… Alexa puede leer un cuento a tu hijo, pero si lo hace está perdiendo la oportunidad de leerlo él mismo o alguno de sus padres o hermano, pues así con todo. La tecnología lo hace todo más fácil, pero facilidad es el caballo de Troya de la tecnología. No siempre lo más fácil es lo mejor.

Consejos para un uso responsable del mundo digital para madre de adolescentes.

Una vez escuché a un adolescente decir algo que me impresionó con respecto a este tema… dijo algo así: «Dejad de decirnos que la tecnología nos arruina la autenticidad de la vida interior. Decidnos que escribamos un poema».

También la tecnología ha eliminado la barrera de la distancia, ¿ha eliminado también la del romanticismo?

Gracias a la tecnología ya no tienes que coincidir en el tiempo y en el espacio para enamorarte de alguien, y eso es perfecto. Pero también por el mismo motivo, puedes cortar una relación sin necesidad de decirlo a la cara, y eso es menos perfecto, pero igual de real… casi es más fácil tener cada vez una pareja nueva que mantenerla, porque el amor no es eficaz, no es fácil de controlar, no es instantáneo, requiere tiempo y valor, no como la tecnología, que es siempre fiable, inmediata, te da una gratificación instantánea en forma de likeo de compra de Amazon y no tiene ninguna exigencia. Pero también gracias a la tecnología ahora podemos mantener relaciones que antes eran prácticamente imposibles. Cupido cada vez lo tiene más complicado, pero hay esperanza.

«Las nuevas tecnologías han facilitado que tengamos vidas cada vez más ocupadas, pero menos llenas

decoration

Asegura que al futuro hay que poner «atención e intención», ¿Cómo redirigimos nuestras vidas digitalizadas a ese momento en el que ‘todas’ las decisiones las tomábamos nosotros?

No podemos detener el tiempo, pero podemos pararnos en el, y poner atención a la tecnología que consumimos y a cómo nos afecta. La verdadera revolución tecnológica es aprender a usar la tecnología y pasar de ‘usados’ (por empresas y partidos políticos) a usuarios. 

¿Cómo quiere que sea el futuro?, ¿Cómo augura que será el de esta sociedad?

No tengo ni idea de cómo será, pero sí de cómo me gustaría que fuera: un lugar donde la tecnología nos haga de bastón y nos ayude a llegar más lejos, pero que no haga de batuta ante la que acabemos obedeciendo sin darnos cuenta, porque estamos muy entretenidos.

«Dentro de no tanto, la tecnología no solo nos elegirá la mejor ruta, sino también lo que considera que es nuestro mejor destino», ¿Cómo paramos esto?

Tomando conciencia de que la tecnología no solo forma parte de nuestra vida, sino que también le da forma; también eligiendo cómo la consumimos, como elegimos la comida que ingerimos... El futuro no es algo que viene, es algo hacia lo que vamos, por lo que es importante elegir bien la dirección… En realidad, no somos hijos de nuestro tiempo, somos sus padres y nos toca ejercer una paternidad responsable. 

«En realidad, no somos hijos de nuestro tiempo, somos sus padres y nos toca ejercer una paternidad responsable

decoration

Ha creado su propio partido político futurista sin políticos, ¿Qué diría a los candidatos que en unos meses presentarán sus candidaturas a las próximas elecciones?

Creé el partidopoliticofuturista.com para descubrir si como sociedad nos gustaría que nos gobernasen algoritmos, y para mi sorpresa el resultado fue que sí. Curiosamente uno de los motivos principales era dar por hecho que los algoritmos serían menos corruptos que los políticos. En cualquier caso, creo que la política tiene mucho que aprender de otros sectores donde la tecnología tiene un papel más protagonista como por ejemplo Netflix. No existe un Netflix, existen muchos Netflixs: cada quien elige qué quiere ver y cuándo quiere verlo… creo que personalizar nuestras responsabilidades sería algo que los ciudadanos valorarían. Muchos autónomos pagan el IVA de facturas que no han cobrado y poder cambiar situaciones así creo que es algo que se apreciaría mucho. En resumen, les diría que escucharan más a los ciudadanos, que fueran más transparentes y que faciliten el cómo afrontar las responsabilidades de forma más flexible. 

Compartir el artículo

stats