La Unión de Actores y Actrices Profesionales de Extremadura (Uapex) nace con el objetivo de dar visibilidad y asistencia a un gremio que sufre, no solo en la región, una «enorme» precariedad laboral debido a que trabajan en condiciones que son «mejorables» y al bajo salario que perciben, que no ha cambiado desde hace más de 20 años.

Esta organización es de carácter profesional, autogestora, autónoma e «independiente» de los sindicatos, partidos políticos o de «cualquier otra ideología», según informó este martes en rueda de prensa el secretario de la unión, Daniel Jaén, que estuvo acompañado por el presidente de la asociación, Pedro Montero; la vicepresidenta de Uapex, Memé Tabares, y la secretaria general de Cultural, Miriam García.

En la presentación de este colectivo, en la Sala Trajano de Mérida, Tabares explicó que los actores extremeños son un «pilar básico imprescindible para el sostén y el desarrollo de la cultura escénica» en la región, junto con las compañías, por lo que lamentaron que «no estén representados» en los espacios institucionales en los que se deciden los criterios que rigen las normativas en las actividades del sector.

«Temor a no ser llamados»

Además, Tabares recalcó que muchos actores deben aceptar trabajar en condiciones que en muchas ocasiones son «manifiestamente mejorables», ya que «tienen miedo» a que no les vuelvan a llamar al reivindicar unas condiciones mínimas, por lo que a veces «tienen que aceptar lo inaceptable».

Gracias a esta «conciencia de gremio», subrayó, se pueden unificar derechos y reivindicaciones comunes para conseguir que las condiciones laborales mejoren y que se les reconozca como cocreadores del hecho cultural de la región.

En cuanto al salario, la vicepresidenta de Uapex afirmó que son los mismos que hace 20 o 30 años, sin tener en cuenta la inflación, y añadió que incluso hay empresas que ofrecen a los jóvenes actores «un sueldo de miseria» aprovechándose de sus ganas de trabajar y de su falta de información.

También señaló otras situaciones a las que se enfrentan los actores de Extremadura, como que las «altas irregulares» en la Seguridad Social muchas veces no se corresponde con los epígrafes, afectando ello a las bases de cotización, y que los ensayos se realizan en espacios no acondicionados con contratos «inexistentes» o retrasos en los pagos.

En cuanto a la situación de los actores, Tabares dio datos estadísticos de la «precariedad» a nivel nacional, provenientes del colectivo Artistas Intérpretes, Entidad de Gestión de Derechos de Propiedad Intelectual (AISGE).

En ellos, se indica que un 8% de los actores puede vivir de su profesión, el 53% no gana más de 3.000 euros anuales, el 29% percibió menos de 600 euros anuales o que un 68% de los parados del sector no perciben ninguna prestación o subsidio.

Asimismo, también recalcó que un 46% de los actores realizó algún trabajo sobre los escenarios o delante de las cámaras a lo largo de 2022 o que un 12% trabaja sin contrato. Mientras, en cuanto al sexo, el 51% de las actrices se encuentra en paro frente al 45,4% de los actores.

Por su parte, el presidente de la asociación manifestó que Uapex tiene como fines principales, entre otros, organizar y representar a los actores de Extremadura para defender sus intereses en cualquier ámbito en el que se desarrolle el ejercicio profesional, articular formas colectivas de presión para la mejora y la defensa de los intereses.

Asimismo, entre los objetivos también destacó promover el respeto y dignidad de los actores en los medios de comunicación, propiciar las relaciones con otras entidades que estén dirigidas a actores a nivel de ámbito nacional o internacional y la elaboración de propuestas para la mejora y modernización de las políticas culturales en Extremadura.

Los componentes

El equipo directivo de la asociación está formado por los vocales Javier Herrera, Nuria Cuadrado, María José Guerrero, José Antonio Lucía, Paca Velardiez y Beatriz Solís;, la tesorera, Paqui Gallardo; el secretario, Daniel Jaén; la vicepresidenta, Memé Tabares, y el presidente Pedro Montero.

Asimismo, esta asociación, a la que ya pertenecen 37 socios constituyentes, está abierta para todos los actores profesionales que, aunque no residan en Extremadura, tengan actividad permanente o parcial en la región.