La entrevista | Sonia Poveda Bailaora. El 16 de diciembre estará en Badajoz

"Estoy en un momento de vida en el que descubro cosas que me fascinan"

Sonia Poveda, bailaora que el 16 de diciembre estará en Tablao ïntimo de Jesús Ortega, en Badajoz.

Sonia Poveda, bailaora que el 16 de diciembre estará en Tablao ïntimo de Jesús Ortega, en Badajoz. / Cedida

Cuando a alguien no la llaman por su nombre, sino que la introducen en la conversación con un ‘la’, ya puede decirse que esa persona tiene algo que contar, compartir o enseñar. A Sonia Poveda (Barcelona, 1975) le pasa algo parecido. Y es que a ‘La Poveda’ le mueve un universo interior, que más allá de ser la hermana de Miguel (Poveda), ser bailaora y madre, la empuja a remover esas entrañas desde donde ella resurge y nace. Porque nada es superficial en ella. Te explica, se mueve, te habla y te clava los ojos como puñales de gracia. A esta mujer inquieta y de inquietudes, la tendremos el 16 de diciembre en el Tablao Íntimo de Jesús Ortega en Badajoz. Otro universo aparte para los que amamos el flamenco hecho desde la sapiencia y el cariño. Al día siguiente, a partir de las 19,00 horas, ‘La Poveda’ ofrecerá una masterclass a la que hay que ir apuntándose desde este momento que usted está leyendo estas líneas. 

Hablamos con ella y nos adentramos en ese universo íntimo que ofrece desde el puro flamenco pasando por el desarrollo personal y el liderazgo; porque Sonia ha encontrado la clave de este arte: aquí no se puede ofrecer nada sin haber hecho un trabajo interior que deconstruya y construya. Ella lo trabaja y lo consigue, y aquí estamos nosotros para contarlo. Pasen y lean. 

¿Cómo es el universo de Sonia Poveda?

El universo de ‘La Poveda’ nace de la necesidad de expresarme en muchas facetas de mi mundo interior que va mucho más allá del flamenco. Tengo muchas inquietudes: me gusta el desarrollo personal, me gusta el liderazgo…, mi vida no gira solo en torno al flamenco, de ahí ese universo. Cuando estás despierta, con los ojos abiertos, descubres y dejas entrar cosas que de otra manera no entrarían. Estoy en un momento de vida en el que descubro cosas que me fascinan. Nunca antes había dibujado y ahora dibujo; ahora me ha dado por aprender a tocar la guitarra…, no sé, cosas que se me están despertando que, para mí, forman parte de ese universo donde me expando más allá del flamenco, y me gusta. 

undefined

¿Cómo se alimenta el flamenco del desarrollo personal y viceversa?

En mi caso, el desarrollo personal me ha venido maravilloso para comunicarme con esa dimensión divina en la que entramos los artistas desde otro lugar más consciente. A través del desarrollo personal busco mis momentos de meditación; a través de ésta yo descubro la canalización. A través de la canalización pido, y cuando voy a bailar pido que, lo que hay por ahí se manifieste a través de mi cuerpo y lo exprese conmigo cuando estoy en el escenario. Desde que estoy en esta onda bailo desde otro lugar y bailo de otra forma. Ha cambiado mi forma de sentir y de bailar, y me abre las puertas de otras dimensiones muy bonitas.

“Cuando no te limitas, descubres, y eso es maravilloso”

undefined

¿En qué ha cambiado?, ¿en qué lo nota?

En mucha más libertad y más creatividad, como que la mente ocupa menos espacio de lo que ocupaba antes, y el juicio. Antes estaba mi mente todo el tiempo: ¡uy!, esto no te va a salir bien, no te has colocado bien…, ahora mi mente no está tan presente como antes. He aprendido a sentir más, y a dejar la mente a un lado. Si ya no hay juicio interno ni externo eso te da una libertad brutal, y en esa libertad, aparece la creatividad y movimientos nuevos que antes no hubieran aparecido. Es un conocimiento de mí, un descubrimiento de lo que puedes llegar a ser capaz. Cuando no te limitas, descubres, y eso es maravilloso. Mi mundo interior despierto y en constante evolución me ha llevado a romper la falsa creencia de mi limitación creadora, y he abierto las puertas descubriendo la mujer creativa que soy.

«Cuando estás despierta, con los ojos abiertos, descubres y dejas entrar cosas que de otra manera no entrarían»

undefined

Habla de un crecimiento personal, en los últimos tres años, que le han llevado ‘hasta aquí’, ¿qué le hizo llegar?

¡El confinamiento, amiga! El confinamiento y una depresión muy grande porque me separé cuando mis hijos tenían nueve meses…, cuando ya parecía que empezaba a levantar cabeza nos encerraron. Y cuando tocas fondo y empiezas a cuestionarte…, yo me cuestionaba, ¿quién era? Porque yo no podía dar clases, no podía bailar, y estaba encerrada con dos niños de tres años. Decía, ¡Dios mío! ¿a dónde voy? esa oscuridad, o ese barro, o ese momento de desesperación hace que te plantees y que te haga descubrir. Se hizo de una manera muy natural. Siempre he sido una persona muy espiritual pero no a un nivel tan consciente como ahora, pero en ese momento que no te queda más opciones que plantearte y conocerte a ti misma empiezas a descubrirte, empiezas a estudiar, ver documentales…, hice un Máster de desarrollo personal y liderazgo. Antes era muy insegura, muy autocrítica. Me di cuenta en ese proceso que me había automutilado durante muchos años: yo no sirvo, yo no bailo bien…, hasta que dije: ¡basta ya! y sacas una fuerza de no sé dónde y aquí estoy, tres años después, con un negocio, dando clases de baile, en un tablao, criando a mis niños, que ya los tengo súper bonitos con siete años. Soy independiente económica y emocionalmente, fuerte y con un amor propio que me he construido sola muy potente. Estoy muy orgullosa de este proceso que viene de la oscuridad y de haber tocado fondo. Ha sido un proceso largo y no ha sido fácil. Antes no me quería nada, pero ya no me vuelve a pasar.

«He aprendido a sentir más, y a dejar la mente a un lado»

undefined

Llega a Badajoz, a Tablao Íntimo y a dar una masterclass. ¿Cuál es su relación con Extremadura?

La verdad es que Extremadura es mi asignatura pendiente, ¡no he estado nunca! Mi hermano si ha estado, y siente adoración, pero eso aún me queda a mi por cumplirlo. La masterclass del día 17 estamos viendo para enfocarla acorde con el nivel que tengan los alumnos y alumnas. Así, haremos una cosa u otra. Pero la idea es pasarlo bien y hacerlo por fiesta. En una hora y media mas o menos no hay mucho tiempo, pero la intención es disfrutar y dejarles un poco de material y de esencia de cómo a mi me gusta sentir el baile, para que no piensen, para que disfruten. Bailar un poquito por tangos o bulerías, y que puedan arrancarse con una pataíta, en una fiesta o en un tablao.

¿Proyectos?

Sigo con mis clases generales, de castañuelas, de nivel de iniciación y medio. También estoy en el tablao El Arenal de Sevilla, y con varios proyectos que todavía no puedo compartir porque no están confirmados pero, Palop, si salen, nos va a hacer mucha ilusión, ¡a ti y a mí!.