Andrés Sánchez ‘Driu’ fue enterrado este jueves en Badajoz a los 38 años dejando un inevitable halo de tristeza entre los que le conocieron. Su accidente de tráfico mortal, acaecido el miércoles en Zafra, deja huérfano a los deportes aeronáuticos en Extremadura. Había sido campeón y plusmarquista nacional y en la actualidad ejercía de presidente federativo autonómico, además de seleccionador nacional.

Los pésames han sucedido desde que se conoció la noticia. La propia Federación Española se refirió a él como «todo un referente tanto en su comunidad como a nivel nacional».

La consejera de Cultura, Turismo y Deporte, Nuria Flores, decía que la «vida da un revés al deporte extremeño con esta pérdida. Te recordaremos siempre por todo tu trabajo».

Dan de Sande, director general de Deportes, señalaba que tenía «el alma rota» porque «Driu era joven, estaba lleno de energía y quería impulsar su deporte dentro y fuera de Extremadura. Una pérdida irreparable, una referencia para nuestro deporte».

También se pronunció el presidente del Partido Popular extremeño, José Antonio Monago, que enviaba «un inmenso abrazo a sus padres, a su familia y amigos. Se nos va una persona cargada de energía positiva, de las que dejan huella».

El partido eXtremeños había referencia a su currículum: «Premio Extremadura al deporte en 2018 y récord español y europeo en paramotor biplaza, era uno de los deportistas más laureados nuestro deporte».

Además, múltiples federaciones deportivas, como las de fútbol, baloncesto y triatlón, enviaban públicamente sus condolencias. El presidente de esta última, José Antonio Tovar, hablaba de que se trataba de «una durísima noticia, una gran pérdida para el deporte extremeño».