El Civitas Santa Teresa Badajoz recibe al Éibar en la vigesimoséptima jornada de liga en la Primera Iberdrola, en su vuelta a casa tras casi un mes de partidos fuera de las IDM El Vivero. Será a las 12.00 horas de este domingo. Las pacenses son penúltimas con 19 puntos, a cuatro del primer equipo en permanencia, y su rival es decimosegundo con 26 puntos. En el partido de la primera vuelta el Eibar logró los tres puntos, imponiéndose por 2-0.

Para este partido, el entrenador Juan Carlos Antúnez contará con todas sus jugadoras a excepción de la baja conocida de Raquel Ayuso, operada de su rodilla izquierda la pasada semana. En la previa del encuentro, el preparador asegura que «estamos concienciados todos de que es un partido muy importante, en casa, y es primordial para nosotros conseguir los tres puntos. Queremos estar al máximo nivel que podamos exponer y buscar las opciones de ganar».

De la recta final de la competición, Antúnez dice que «quedan ocho partidos, cuatro en casa y cuatro fuera y según se está poniendo la competición serán vitales los de casa. Ahora ya sí hay que pensar que los últimos cinco o seis partidos serán finales, este es una anticipada y en los dos meses por delante las cabezas ya están concentradas en disputar finales».

El técnico se refiere al rival como un equipo «muy bien trabajado tácticamente que concede pocas ocasiones y trabaja muy intenso durante todo el partido, que concede pocas cosas y tiene a una jugadora diferencial arriba que ha hecho diez goles».