José Manuel Sánchez (Cáceres, 1957) hace balance de la temporada del club que preside desde su fundación, el ahora denominado Cáceres Patrimonio de la Humanidad. Al tiempo, resulta inevitable mirar hacia un futuro en el que se quiere recuperar posiciones en la LEB Oro. Pero todo, claro, depende de la capacidad financiera.

Diez días desde que la temporada tuvo que terminarse con el triple de Kapelan en el Ourense-Real Murcia. Con un poco más de distancia, ¿qué sensación le queda?

Ha sido una temporada larguísima. Por dos segundos no nos metimos en playoffs. Hubiese sido la gloria, pero nos hemos quedado con la permanencia, que tampoco está mal y era el principal objetivo. Nos ha faltado la guinda, pero hay que estar contentos.

El club parece haber interiorizado muy bien eso de que la permanencia ya convierte en buena la temporada. ¿Hay algo de conformismo en ello?

Hay que ser realistas. Somos el segundo presupuesto más bajo de la liga y eso se nota a la hora de tener jugadores importantes. Se ha hecho un trabajo excepcional trayendo a algunos de calidad. La permanencia es un éxito.

Según esto, algún año sería normal bajar a LEB Plata…

Si hablásemos por presupuesto, tendríamos que bajar todos los años, pero no todo es dinero en esta vida. Hay que saber invertirlo. Aunque ganen algo menos, muchos jugadores quieren venir a Cáceres porque tenemos un nombre. Tenemos la fama de que se cobra, mucho o poco, pero se cobra

¿Cómo vive el contraste respecto a los primeros años de este proyecto, cuando las aspiraciones eran superiores?

Teníamos más dinero, pero los demás, también.Nunca hemos sido el equipo ‘gallito’. Estábamos en mitad de la tabla y algún año llegamos a semifinales. El equipo siempre ha respondido a lo que ha tenido. Adaptarnos a las circunstancias ha sido el éxito. Esperemos que cambien otra vez.

¿Esta ha sido una temporada especialmente difícil por el covid-19, no?

La pasada iba muy bien encarrilada y se truncó. En esta, sin el público como locales, es como jugar para nadie. Ha sido muy triste. Luego también ha sido complicado con los parones por el covid. Ourense y Lleida han bajado teniendo equipos bastante buenos.

¿Las coordenadas de la nueva campaña serán similares en cuanto a club?

Como siempre, nos adaptaremos a lo que tengamos. Ya le hemos dicho al ayuntamiento que nos busque una empresa como hizo con el Al-Qázeres y Alter Enersun. Algo así. No solo queremos el apoyo de las instituciones, sino de ese tipo de empresas, que nos daría ese salto de calidad.

¿Renovará el entrenador, Roberto Blanco?

Aparte de su trabajo, porque es una persona a la que queremos mucho, se ha trabajado muy bien tanto por parte de su cuerpo técnico como del director deportivo, Sergio Pérez. Sería bueno continuar en todos los aspectos. Si no se puede, ya buscaremos una solución. Lo mismo a Roberto le sale una oferta más importante.

Es que en cuanto a jugadores, parece que en los últimos años se ha convertido en un ‘club trampolín’: los que destacan se marchan…

Tenemos poco dinero y ellos viven de esto. Siempre hemos dicho que no le cortamos las alas a nadie si quiere mejorar deportiva y económicamente. Sí que querríamos quedarnos con varios jugadores porque han hecho buen año, pero ya sabemos cómo es este negocio.

Momento de la entrevista. SILVIA SF

Al final no fue tan traumático que se marchase Luis Parejo…

A la prensa y a la sociedad en general les gustan demasiado los culebrones. Luis nos ha dado muchísimo y le queremos. Ya dije que espero que vuelva algún día porque le considero un hombre de la casa. Tenía unas aspiraciones. Con el dinero que teníamos, tanto Jeff Xavier como Devin Schmidt han rendido a buen nivel en los puestos de Luis y de Niko [Rakocevic].

Se sabe que en el Cáceres son contrarios a mantener el sistema de competición…

En principio se hizo una votación y ganamos los que queríamos volver al grupo único, pero la federación no tenía esa idea y organizó una reunión urgente en la que se retorció la cosa para volver a los dos grupos. Es una fórmula más rentable económicamente, pero a nivel deportivo es muy malo. No es justo. ¿No sería una pena que pueda ser que algunos equipos no lleguen a enfrentarse con el Estudiantes?Espero que sea el último año de esto.

Bajan cuatro...

Es excesivo y resulta muy perjudicial que sea así en una liga de 19 equipos. Estamos intentando luchar para evitarlo. Quieren dar premio a los de la LEB Plata.