El Diocesano ha confirmado este jueves su cuarto fichaje para esta temporada, que vuelve a ser del perfil de futbolista joven y con pasado en equipos de División de Honor juvenil. En este caso se trata del mediocentro Rubén Palmero, nacido en Madrid en el 2000.

El nuevo futbolista colegial procede del Ursaria. Con 21 años viene a fortalecer el medio del campo del equipo de Adolfo Senso, “con garra y muy trabajador, también con mucha técnica”, dice el club en un comunicado.

En su historial figura que ha militado también en la categorias inferiores del Unión Adarve, también de Madrid, además de en más equipos de cantera del norte de la capital de España. Bajas en esa posición como las de Javi Mancha (Coria) obligan a hacer estos fichajes al conjunto cacereño de Tercera RFEF.