José Antonio Espín también se va. El Villanovense ha hecho oficial este martes que el central murciano de 36 años deja de ser jugador del club serón "de mutuo acuerdo" entre ambas partes. Así lo ha comunicado la entidad que preside José María Tapia a través de una nota de prensa, tal y como ya hiciera el lunes para informar de la primera baja de este mercado invernal, la del extremo onubense Álvaro González. Precisamente se trata de los dos jugadores implicados en el escándalo ocurrido en 2018 y por el que han sido condenados recientemente a un año de prisión por un delito contra la integridad moral de una mujer. Cabe recordar que ambos jugadores, tanto Álvaro González como Espín, ya no tenían contrato en vigor con el club de Villanueva de la Serena cuando sucedieron los hechos en mayo del citado año.

Bien es cierto que el Villanovense, conocedor de la situación de los dos jugadores, decidió su incorporación el pasado verano, pero tras la sentencia judicial hecha pública a comienzos del presente mes de diciembre, club y jugadores comenzaron a buscar una salida amistosa de cara a este mercado invernal. En el caso de Espín ha venido jugando regularmente a lo largo de toda la temporada, siendo fijo en los esquemas de Juanma Pavón. De hecho, hasta la fecha había disputado 15 partidos de liga, todos ellos como titular. Solo se perdió el partido contra el Montijo de hace varias semanas por acumulación de amonestaciones. De esta manera, el central pone fin a su segunda etapa en el club serón con casi un centenar de partidos a sus espaldas.

Habrá fichajes

Mientras tanto, Pepe Cuevas ya viene trabajando desde hace algún tiempo en la incorporación de fichajes para la plantilla, sobre todo teniendo en cuenta estas dos últimas salidas, tratándose además de dos jugadores con cartel de titulares indiscutibles durante la mayor parte de lo que va de temporada. La idea del club serón es la de poder incorporar varios futbolistas que puedan suplir con garantías el nivel de Espín y Álvaro González. Si bien, en el caso de la defensa la intención es que Javi Sánchez pueda ir sumando más minutos, por lo que la tranquilidad es absoluta. No obstante, Cuevas trabaja en la posibilidad de incorporar algún jugador para la defensa. En el caso del extremo también hay tranquilidad. Tanto con Óscar Muñoz como con Isra Cano, jugadores que vienen desenvolviéndose en el costado zurdo, también hay confianza plena dada su juventud y proyección. Aún así, el director deportivo ya peina el mercado para incorporar un refuerzo en esa parcela del campo.

Si bien, cabe recordar que el propio Cuevas ya señaló la pasada semana en declaraciones para este periódico que su intención es la de tocar el equipo "lo mínimo posible", por lo que tampoco se esperan muchas novedades en el apartado de incorporaciones. No obstante, las salidas de Álvaro y Espín deja la plantilla algo corta, por lo que en los próximos días se esperan novedades al respecto.