Hace tres meses, Nikita Fedotov (Dnipro, Ucrania, 2000) debía estar en el estadio Emilio Macarro preparando con el Montijo el partido del siguiente domingo. Tocaba visitar al Villanovense y ese fue el último encuentro del guardameta defendiendo la elástica rojinegra. Ahora, 90 días después, el portero ha cambiado los guantes por el kalashnikov para defender a su país de la invasión rusa. «Te puedo atender ahora, en diez minutos cogeré mi arma e iré a defender a mi pueblo», decía el pasado viernes en una entrevista en Radio Marca.

Fedotov llegó al Montijo en septiembre de 2020 para luchar con el conjunto rojinegro por el ascenso a Segunda RFEF. Formado en las categorías inferiores del Shajtar Donetsk, el principal equipo de Ucrania, firmó por dos años con la entidad de las Vegas Bajas. «Domina todas las facetas, buen juego de pies, dominador del balón aéreo y seguro bajo palos», decía de él su nuevo club.

Fedotov, pertrechado con uniforme y armamento.

Fedotov, pertrechado con uniforme y armamento. EP

La primera temporada, en Tercera, estuvo a la sombra de Sergio Tienza, fijo en los planes de Juan Marrero. La siguiente, ya en Segunda RFEF, fue indiscutible hasta el 4 de diciembre. Ahí, en la jornada 14, jugó su último partido. Casi un mes después, a principios de enero, el Montijo anunciaba su desvinculación «de mutuo acuerdo con el club». Sin embargo, Fedotov contó algo distinto en Radio Marca. «Me fui por un problema de papeles, se me terminó el visado y el equipo no hizo nada», decía, visiblemente dolido, ya que esa falta de documentos frustró después su fichaje por el Fuenlabrada. 

Por estos motivos la invasión rusa le pilló en Ucrania y ahora no se plantea abandonar el país. «Quiero estar aquí, mi familia quería salir a Europa, pero yo no, yo no puedo». El futbolista reconocía no tener miedo --«no puedo tener miedo»-- y hablaba de la necesidad de estar preparados: «No podemos hacer nada más, soy un hombre y es lo que tengo que hacer», añadía contando que su familia está ayudando a los soldados y que su padre es militar.

Fedotov atrapa un balón durante el Cacereño-Montijo, a finales de noviembre. JOSE PEDRO JIMENEZ

El futbolista tiene claro quien es el culpable y describe el abandono que está sufriendo su país por parte de Europa. «Nosotros no queremos la guerra. Estamos en el medio de Europa y si Rusia avanza va a ir a por lo siguiente».

Ahora, Nikita Fedotov ha lanzado un mensaje a través de las redes sociales y de amigos en España en el que pide ayuda para todas las familias ucranianas.