Kiosco

El Periódico Extremadura

El retorno de Fausto Tienza al fútbol profesional

Fausto Tienza celebra junto a su hermano Emilio el ascenso en el Sardinero EP

La profesionalidad de un jugador es un concepto amplísimo que engloba muchos detalles como el ser buen jugador, disciplinado, siempre en la forma física correcta, con la capacidad de ser compañero y solidario dentro de un grupo y velar por los intereses del equipo antes de que los individuales. Fausto Tienza los cumple todos, pero el extremeño además es constante, persistente y siempre tiene un reto más por cumplir. Cuando llegó a Santander el pasado verano lo hizo con el sueño de devolver al Racing al fútbol profesional. Y a él mismo a un fútbol que ha disfrutado dos años en Primera y siete en Segunda. El de Talavera lo ha conseguido y ha sido pieza indispensable en la plantilla de Guillermo Fernández Romo.

“La verdad es que ha sido un lujo lo que hemos vivido. El otro día había en el Sardinero más de 22.000 personas, la gente entregada, las calles de Santander llenas y una fiesta de Primera División casi”, reconoce el extremeño al que todavía le faltan horas de sueño tras celebrar este ascenso.

El Racing de Santander ha sido el incontestable campeón del grupo I de la Primera RFEF. Tras salir del Extremadura, casi sin mucha explicación lógica, Fausto tuvo que buscarse la vida en Segunda B con el Nástic. No fueron años sencillos, pero el extremeño tenía la asignatura pendiente de un ascenso en su carrera. “Lo he podido lograr y además en un lugar como en Santander, lo que es inolvidable porque este club tiene una masa social muy grande”. Fausto vibró el pasado fin de semana en el empate a dos en casa ante el Celta B que le daba el campeonato a su equipo. Y lo pudo vivir junto a su pareja, familiares y a su hermano Emilio Tienza, un pilar importantísimo para Fausto.

Disfrutando

A sus 32 años, Fausto está gozando con este ascenso. “Quizá esa experiencia de haber estado ya en el fútbol profesional y de volver hace que lo disfrutes y valores más que cuando eres más joven, donde tienes menos tiempo para pensar”. Han podido tumbar a todo un Deportivo de la Coruña, el gran favorito. “Parecía que iba a quedar campeón, pero en el Racing hemos sido muy regulares y siempre hemos estado a pico y pala, sin temblar por la presión. La racha de 18 partidos sin perder ha sido una barbaridad”.

Ha sido el año de la mejor versión de Fausto Tienza, con las lesiones de épocas atrás olvidadas. “Llevo tres años sin lesiones y esa continuidad es lo que te permite volver a tu mejor versión”. Y a su mejor año en cifras goleadores con tres tantos, todos sirvieron para ganar partidos para su equipo.

Pablo Torre

Fausto ha compartido este éxito con Pablo Torre, la gran figura del Racing de Santander y la sensación de la Primera RFEF que ya ha firmado por el FC Barcelona de cara a la próxima temporada. “La verdad es que futbolísticamente ya lo habéis visto y no lo vamos a descubrir, pero personalmente lo que me ha sorprendido es que es un chaval de 18 años que desde que se filtró la noticia de que jugaré en el Barça es aún mejor. Escucha mucho a los compañeros, siempre quiere aprender y progresar. Esas ganas y madurez que tiene siendo tan joven dice mucho de él”. ¿Le ves en el primer equipo del Barça? “Sabemos que en el fútbol se exige todo muy rápido. Yo creo que va a responder bien a las exigencias, pero tiene que tener calma en esos momentos complicados que siempre llegan, tener paciencia y confiar en uno mismo”.

Fútbol extremeño

Enamorado de su tierra y de su gente, Fausto Tienza regresa todos los veranos a casa para participar del campus de fútbol que lleva su nombre y, por supuesto, está muy pendiente de todo lo que pasa en torno al fútbol extremeño. Especialmente le ha dado pena la situación del Extremadura “porque es una pena llegar al fútbol profesional, lograr una permanencia como la que obtuvimos y que una mala gestión lo eche todo por la borda. Es una pena porque tener a un equipo ahí ponía a Extremadura en el mapa nacional e internacional, además del impacto económico que generaba”.

Uno de esos profesionales como la copa de un pino que ha dado el fútbol extremeño ya está de vuelta en su lugar, en el profesionalismo. Fausto Tienza ha vuelto a llegar por méritos propios. A base de constancia, de esfuerzo. De profesionalidad. 

Compartir el artículo

stats