Juan Marrero seguirá dirigiendo el barco de la Unión Deportiva Montijo en su segunda temporada en Segunda RFEF. El club anunció su renovación, que era un secreto a voces porque le quedaba un año de contrato, y con el que viene serán tres las temporadas del valenciano en el banquillo del Montijo.

Para el Montijo, contar con Marrero era fundamental para el proyecto. Así se lo hicieron saber y el técnico ha llegado a rechazar incluso una oferta de un equipo de Primera RFEF. Nadie comenta nada, pero es vox populi que el Badajoz se interesó en Marrero cuando desembarcó el grupo de Oliver en la capital pacense.

El año del Montijo ha sido de notable alto. Un noveno puesto y once jornadas metido en playoff, viviendo siempre lejos del descenso. «Desde luego que la temporada ha sido muy buena, máxime cuando éramos el tercer presupuesto más bajo del grupo y todos nos metían en sus quinielas de descenso. Estoy tremendamente orgulloso del rendimiento de mis jugadores y de la gestión del club».

Marrero es ambicioso por naturaleza y reconoce que «si he decidido quedarme es porque vamos a intentar mejorar lo de este año. Haremos un proyecto con mejores herramientas y ahora lo que pido es un mayor apoyo del público del Montijo», apunta.