Fútbol playa

El Cacereño Femenino solamente cae por penaltis y acaba subcampeón

El Higicontrol Melilla, campeón de Europa, se impone en los lanzamientos tras acabar el partido 2-2

Equipo del Cacereño Femenino, este domingo. Abajo, con gafas, la presidenta, Rosa Montes.

Equipo del Cacereño Femenino, este domingo. Abajo, con gafas, la presidenta, Rosa Montes. / Cacereño Femenino

José María Ortiz

José María Ortiz

No pudo ser. Los lanzamientos de penaltis en el desempate cayeron del lado del Higicontrol Melilla, el campeón de Europa, y el Cacereño Femenino se quedó sin título liguero de Primera División de fútbol playa después de que el tiempo reglamentario y la prórroga acabaran con 2-2 en la gran final de Rota.

Edna, en el minuto 3, hizo el primer tanto para las cacereñas. Fue tras rematar de cabeza un servicio excelente de la meta extremeña Delia Baz. A punto estuvo la jugadora del CPC de hacer el segundo a continuación. Dominó el Melilla en el resto del cuarto, con un lanzamiento al poste y una buena colocación de Delia para detener el empeño ofensivo de las melillenses.

Un centro chut del cuadro norteafricano acabó en un golazo que puso las tablas. Fue Yesi la autora. Habían pasado cinco minutos del segundo cuarto (1-1) y el Cacereño había tenido varias ocasiones de gol. Carmen Acedo tuvo el segundo de cabeza, pero paró la meta melillense antes de que María Corbacho se encontrara con la portera. Mala fortuna extremeña.

Un golazo de María Corbacho, pleno de fuerza e intuición, hizo el 2-1 para las naranjas, la indumentaria de este domingo. Sin embargo, y pese a la gran predisposición extremeña, el Higicontrol empató a falta de tres minutos con un lanzamiento inapelable de Carol. El rival estaba plagado de internacionales, con tres futbolistas británicas y dos brasileñas.

En la prórroga hubo varias oportunidades para unas y otras hasta que llegó el momento del desempate en los penaltis. Salió cruz después de la igualada en los primeros cinco lanzamientos hasta que Delia, la mejor de las cacereñas, no acertó con su tiro, detenido por la meta melillense.

Fue el epílogo con sabor amargo a un extraordinario torneo del Cacereño. Ahora empezará la Copa Federación en Melilla y hacia allí viajan las extremeñas para ser, de nuevo, muy competitivas.