Fútbol. Copa del Rey

Nómadas de un gran sueño en el Villanovense

Los tres jugadores extranjeros del Villanovense viven el encuentro ante el Betis con mucha ilusión

Facu y Yimi, argentinos, sueñan con medirse a Guido y Pezzella 

Yimi, Lucky y Facu posan con la camiseta del Villanovense en el municipal.

Yimi, Lucky y Facu posan con la camiseta del Villanovense en el municipal. / Samuel Sánchez

El profesionalismo siempre es, ha sido y será uno de los grandes sueños que persigue cualquier chico de corta edad que decide atarse unas botas para después jugar a fútbol. 

Una carrera de altibajos que en escasas ocasiones tiene la recompensa buscada en sus inicios. Vivir del fútbol no es fácil y llegar a la élite lo es menos aún. Por eso, vivir experiencias de élite dentro del fútbol profesional que supone una categoría como la Segunda Federación es siempre bienvenido. En el Villanovense integran su plantilla varios jugadores extranjeros que llegaron a España apenas unos meses antes del coronavirus en busca de un sueño: vivir algún día la experiencia de jugar ante un equipo de máximo nivel. 

El próximo miércoles el conjunto serón recibirá al Real Betis en la segunda ronda de la Copa del Rey, un encuentro que a buen seguro será más que especial para los argentinos Facu Álvarez y Yimi Rodríguez y para el ghanés Lucky James. Los tres llegaron por vías muy diferentes en 2020 a España y desde entonces han recorrido caminos muy dispares para llegar a este momento. Facu Álvarez, por ejemplo, pasó por las categorías inferiores de Lanús y por distintos equipos de Argentina hasta que arribó al Socuéllamos la pasada temporada, donde coincidió con Yimi. Lucky, con serias dificultades para comunicarse en castellano, llegó al modesto Hernán Cortés de Primera División Extremeña para pasar a formar parte del Villanovense en el mercado invernal de la pasada temporada. Ahora los tres están viviendo un auténtico sueño. «Lo estoy viviendo feliz y disfrutando del día a día, pero sin descuidar lo nuestro, que es la liga», cuenta Facu, quien además agrega que la ciudad de Villanueva de la Serena está completamente volcada con el equipo en cada rincón. «Hasta cuando vas a comprar el pan te transmiten las ganas que tiene la gente, eso hace que estos días estén siendo muy bonitos», remarca el jugador argentino de 30 años. 

Lucky, por su parte, asegura que jugar contra el Betis será «algo muy especial» y recuerda sus primeros pasos en la academia de fútbol de Ghana en la que se crio para luego pasar por la segunda división de su país. Sin embargo, antes de hablar del Real Betis se acuerda mucho más de Hernán Cortés. «Ellos me ayudaron mucho y son como de mi familia, por eso me alegro tanto de lo que han vivido este año de poder jugar también contra el Betis. Ahora nos toca a nosotros», dice el centrocampista africano de 22 años. Sin embargo, para Facu y Yimi lo más especial de medirse al Betis será el poder enfrentarse a dos campeones del mundo con Argentina como son Guido Rodríguez y Germán Pezzella. «Es un sueño hecho realidad», dice Facu para luego añadir que «en cuanto salió la bola del Betis se me vinieron ambos a la cabeza porque hace justo un año me dieron la alegría más grande de mi vida»

Yimi tampoco esconde lo especial de medirse a ambos compatriotas. Espera que Manuel Pellegrini los convoque porque quiere enfrentarse a ellos después de haber logrado la Copa del Mundo. «El mundial tiene un cariño diferente para nosotros los argentinos, le tenemos un afecto importante y me encantaría que la gente lo pudiera vivir aquí en España como se vive en Argentina», dice Yimi, para que poder enfrentarse a dos de los jugadores que lograron la tercera estrella «es un sueño hecho realidad». Otro sueño, el de jugar ante el Betis, está cerca.