Fútbol. Segunda Federación

Un gris Montijo encaja ante la Segoviana otra dura derrota

El equipo de Emilio Tienza ha perdido sus cuatro últimos compromisos. En Segovia cedió 4-1

Merencio se va con el balón tras superar a Mario Román y Dani Atanes en la acción del tercer gol de la Gimnástica.

Merencio se va con el balón tras superar a Mario Román y Dani Atanes en la acción del tercer gol de la Gimnástica. / @lagimnastica

Jorge Gómez

4 - Gimnástica Segoviana: Carmona; Hugo Marcos, Javi Marcos (Arévalo, min. 72), De la Mata, Rubén; Fer Llorente (Hugo Díaz, min. 61), Manu; Astray (Álex Maroto, min. 61), Merencio (Borrego, min. 72), Ivo; Segovia (Arranz, min. 72).

1 - Montijo: Dani Atanes; Jesús, Pedro, Mauro (Alberto Salido, min. 52), Mario Román (Yaya Diassy, min. 73), Joserra; Abraham Pozo, Álex Bravo (Nano, min. 46), Matheus, Javi Bernal (Darius, min. 73); Runy.

Goles: 1-0: min. 10, Fer Llorente. 2-0: min. 47, Fer Llorente. 3-0: min. 68, Merencio. 3-1: min. 88, Alberto Salido. 4-1: min. 89, Borrego.

Árbitro: Pricopi Gogu (castellano-manchego). Amarilla a los locales Merencio y Astray; y al visitante Mauro.

Incidencias: Partido disputado en el estadio de La Albuera. Unos 900 espectadores.

El Montijo parece abonado a la derrota. Ya son cuatro seguidas que le tienen en penúltima posición, a ocho puntos de la permanencia. La última la encajó este domingo ante la Gimnástica Segoviana (4-1), un rival sumamente difícil y complicado, lo que quedó a la vista desde que el colegiado pito el inicio del partido.

Los locales tomaron la batuta del juego y comenzaron a merodear la zona de tres cuartos de campo, aunque sin generar opciones de peligro. El gol era cuestión de minutos, y se certificó con gran rapidez y celeridad. En el minuto 10 los montijanos dieron su brazo a torcer. Fernando Llorente hizo una ruleta dentro del área, se zafó con gran facilidad de su marcador y soltó un zurdazo que batió a Dani Atanes, que se vio sorprendido al dar el balón en un zaguero extremeño.

Los problemas siguieron para el Montijo, que se tuvo que seguir defendiendo como gato panza arriba. En el minuto 13 Matheus se vio obligado a achicar un balón que buscaba el corazón del área.

Los de Emilio Tienza no eran capaces de parar defensivamente a los segovianos y en ataque estaban literalmente fuera de combate. Para que llegase la primera llegada con cierto peligro hubo que esperar hasta el minuto 22. Runy aprovechaba un desajuste de la zaga local por la banda derecha del ataque montijano, y Runy --el jugador más activo de los visitantes-- se plantaba solo delante de Carmona y con todo a favor enviaba el balón fuera de manera increíble.

Esta jugada fue una auténtica isla en medio del mar. Los visitantes continuaron con su dinámica poco efectiva y defensivamente siguieron sufriendo cada vez que los azulgranas merodeaban la zona de ataque. En el 28, Merencio se encontraba un balón suelto dentro del área, se lo acomodaba y soltaba un chut colocado que se iba fuera. La primera parte se saldaba con unas sensaciones muy pobres.

El segundo tiempo

Si la primera parte ya fue una pesadilla, la reanudación del partido no varió el guion para el Montijo. Sin tiempo para entrar en calor, los visitantes vieron como la Segoviana daba el golpe de gracia al partido. Merencio ponía un balón al corazón del área desde la banda izquierda y Fernando Llorente con un sutil toque batía a Dani Atanes (2-0).

Tras el gol, el técnico extremeño dio entrada a Alberto para meter otro jugador en punta y retiró al central Mauro. El equipo se estiró algo más, pero mucho ruido y pocas nueces. Dani se tenía que volver omnipresente bajo palos. En el 65 salvaba un duro chut de Ivo.

Los montijanos eran una caricatura sobre La Albuera, y esto quedaba en evidencia cuando en el 68 Merencio le robaba la cartera a Mario Román, encaraba a Dani y le sorteaba con suma facilidad y marcaba a puerta vacía (3-0).

El partido quedaba visto para sentencia, si ya no lo estaba con el 2-0, sobre todo por las sensaciones de los extremeños sobre el campo. Únicamente Dani daba la talla bajo palos. En el minuto 76 se sacaba de la chistera un paradón que evitaba el gol de Juan de la Mata.

El Montijo pudo redimirse y marcó el gol del honor en el 87, en un balón que sirvió Abraham Pozo sobre el primer palo y Alberto remató a placer al fondo de las mallas de la portería local. Un tanto que enrabietó a los de la ciudad del acueducto, que un minuto después certificaban otro gol. Javi Borrego se iba en jugada individual en el interior del área y batía a Dani con un balón elevado sobre la salida del arquero visitante, certificando una tarde para olvidar del Montijo en Segovia, y que le dejan en la penúltima posición de la clasificación.