Fútbol. Segunda Federación

Pobre igualada del Badajoz en casa del colista

El equipo pacense firma un partido discreto y solamente suma un punto en el campo del Mensajero

Ruymán, del Mensajero, golpea el balón ante Miguel Núñez, del Badajoz.

Ruymán, del Mensajero, golpea el balón ante Miguel Núñez, del Badajoz. / CD Mensajero

1-Mensajero: Padilla; Martínez, Óscar, Abreu, Morillo, Juanda (Edu Salles, 75’); Ruymán, Hernán, Misffut, Malick (Toty, 86’); Borjas.

1-Badajoz: Narváez; Fran Grima, Moi (Dani Cordero, 88´), Borja López, Carlos Cordero; Castri (Samu Manchón, 58´), Toni Jou, Miguel Núñez, Jurgi Oteo (Adri Carrasco, 58´); Santi Müller (Damian Petcoff, 58´), Isaac Aketxe (Pablo Gálvez, 68´).

Goles: 1-0 (55’): Misffut. 1-1 (65’): Carrasco.

Árbitro:Jordi Serradelarca Serra, del comité catalán. Expulsó por doble amarilla al visitante Toni Jou (83’). Amonestó por el Mensajero a Ruymán y Hernán; y por el Badajoz a Moi y Jurgi Oteo.

Incidencias: Encuentro de la jornada número 14 del Grupo 5 de la Segunda Federaciiín disputado en el estadio Silvestre Carrillo con una buena entrada en las gradas

Ni siquiera en el campo del colista, un Mensajero de La Palma que sigue sin saber lo que es el triunfo, pudo vencer el Badajoz. Al final, empate a uno que sabe a muy poco para las aspiraciones de los extremeños, pero también para los canarios. 

Era un partido realmente importante el que enfrentaba este domingo a Mensajero y Badajoz en la isla de La Palma. Para los locales; era la oportunidad de engancharse a la lucha por la permanencia y de paso obtener la primera victoria de la campaña. 

Para los futbolistas visitantes significaba el poder sumar para intentar mantenerse fuera de las posiciones de descenso. Al final ni unos ni otros pudieron conseguir de verdad sus objetivos, al concluir el encuentro con empate a uno, ambos tantos conseguidos en el segundo periodo.

Salió de inicio con posesión y control de pelota el Badajoz, pero le ocurrió algo que le sucedió a lo largo de los primeros cuarenta y cinco minutos, falta de profundidad y escasas llegadas, que no hicieron peligrar la imbatibilidad del marco mensajerista.

La contienda, según avanzaba en su desarrollo, se fue trabando, sin mucho ritmo de juego, faltas e interrupciones contínuas, todo ello no dejaban que el juego tuviera una continuidad que pudiera generar opciones de gol, favoreciendo que los porteros apenas tuviera que trabajar.

Poco bagaje

De lo poco que mencionar; de entrada un disparo de Jurgi y la réplica en una acción de Martínez fue lo más reseñable, ambas sin encontrar el premio del gol. El dominio del juego fue tornándose para los palmeros, quienes además fueron los que se acercaron finalmente con más peligro al marco rival.

En una acción a balón parado estuvieron a punto de ponerse por delante los futbolistas canarios, pero el remate de Borjas no encontró las redes de la meta por muy poco. Las alternativas volvieron a cobrar vida, aunque se fue asentando cada vez más la escuadra de Yosu Uribe sobre el verde artificial del Silvestre Carrillo.

En los segundos cuarenta y cinco minutos el juego fue diferente, por lo menos en lo que respecta al acierto anotador, además de más ocasiones de gol que pudieron generar un resultado diferente al que finalizó la contienda.

Desde el inicio se vio que algo distinto pasaba a lo ocurrido en la fase anterior, con un comienzo animado con presencia de ambos en la parcela contraria. Teniendo la primera los de Iñaki Alonso en un cabezazo de Aketxe que se le marchó alto, en el primer minuto de juego.

Esos primeros compases presentaron a un Badajoz diferente, ya que en un corto espacio de tiempo lo volvieron a probar por dos veces, sin éxito.

Sin embargo, lo que si llegó finalente fue el gol de Misfutt para el Mensajero, en un remate desde dentro del área, desatando la alegría de la parroquia local, necesitada de esas circunstancias ante su precaria situación clasificatoria.

Reaccionó bien el técnico de los extremeños de cara a darle un vuelco al juego de su equipo y uno de esos jugadores nuevos revolucionó a su equipo. La aparición de Carrasco fue la causa de la igualada, aparte de generar peligro y generar bastante incertidumbre en el rival con sus acciones.

Precisamente de las botas de Carrasco llegaron las tablas al anotar el empate, poco tiempo después de saltar al terreno de juego, con un remate desde un costado ante el que nada pudo hacer Padilla por evitar que entrara. Tuvo un poco de fortuna el cuadro pacense en su gol, ya que la percusión de Carrasco desde el carril izquierdo acabó con un disparo cruzado que rozó en un zaguero canario y acabó de imposibilitar la tarea al meta local.

Opción para ganar

Y pudo ser bastante mejor para los visitantes incluso con una clara oportunidad, ya que un cabezazo de Moi, después de un saque de falta, fue repelido por el larguero, cayendo el rechace a un compañero que anotó pero en posición antirreglamentaria.

A los mensajeristas no les valía otra cosa que ganar con las tablas de nuevo en todo lo alto, y para ello apostaron por cambios de marcado carácter ofensivo, como la entrada del delantero, el habitualmente titular Edu Salles, con pasado en el fútbol extremeño, por un defensa. La contienda se iba abriendo con alguna situación de peligro e imprecisiones en los dos lados.

Así Misffut y Carrasco, en jugadas de similares características, internadas por banda y centros que no encontraron rematador, pudieron hacer daño, sin que ello ocurriera finalmente. Y es que el resultado seguía siendo pobre para los intereses de un Badajoz que ha sumado últimamente muy pocos puntos.

Y pudo ser peor. A falta de ocho minutos para la conclusión la situación se le complicó más al Badajoz con la expulsión de Toni Jou, mermando sus posibilidades, aunque su rival no pudo aprovecharse de esa circunstancia, ya que el margen temporal con el que contaba por delante era muy escaso, dejando el empate a uno como marcador final. Hubo alguna opción para unos y otros, pero la frustración fue grande.