Baloncesto. LEB Oro

El Cáceres, en picado

El equipo del cuestionado Roberto Blanco también cae con rotundidad en su visita al Cantabria

Dikembe Adré, superado en la zona por el local Derrick Walker.

Dikembe Adré, superado en la zona por el local Derrick Walker. / ÁREA 11

Área 11

95-Grupo Alega Cantabria: Voytso (11), Littleson (18), Bulic (25), Walker (4) y Sans (3). También jugaron Klavzar (6), Nogués (7), Peñarroya (0), Dias (13) y Radunic (8).

75-Cáceres Patrimonio de la Humanidad: Hansel Atencia (22), Gregg Gant (12) Gael Bonilla (10),, Remu Raitanen (9), Dikembe André (5) También jugaron Pablo Rodrigo (0), Vaidaas Cepukaitis (9), Dani Rodríguez (3), Juanjo Santana (0) y Pau Carreño (5).

Parciales: 22-23 , 51-40, 70-57 y 95-75 (final).

Árbitros: Morales Ruiz, Adán Rodríguez y Arresa Quintero. Sin eliminados.

Incidencias: Alrededor 1.000 espectadores en el pabellón Vicente Trueba en partido de la LEB Oro.

Quinta derrota consecutiva del Cáceres Patrimonio de la Humanidad. Los del cuestionado Roberto Blanco repitieron mal ejercicio fuera de casa y después de competir en el primer cuarto, acabaron siendo superados en los otros tres periodos por un conjunto cántabro mucho más solvente en su juego. Sobraron los últimos cinco minutos. No fueron suficiente los 22 puntos que anotó Atencia.

Los dos primeros puntos fueron para los cántabros, aunque un triple de Gantt lo arregló (2-3). La respuesta local no hizo esperar un triple de Sans dio de nuevo ventaja al conjunto local. Nuevo triple visitante gracias a un acertado Raitanen (5-7). Y es que el partido empezó a lo grande y con acierto en ambos equipos. El Grupo Alega Cantabria buscaba abrir brecha, pero su rival no le dejaba. A cada canasta local había una respuesta extremeña. Se pasó por el ecuador del primer cuarto con empate a trece puntos, que se deshizo con un triple del portugués Voytso (16-13). Atencia dio la primera ventaja del partido para el Cáceres Patrimonio de la Humanidad (18-20), aunque el duelo estaba siendo muy intenso e igualado. A dos minutos para el final, el marcador reflejaba un 20-22. El lituano Cepukaitis selló el definitivo 22-23 anotando un tiro libre.

Ya en los siguientes diez minutos, Radunic puso por delante a los suyos (24-23), aunque el Cáceres Patrimonio de la Humanidad siguió firme y mantuvo a raya el ímpetu de los locales en su salida a pista (24-26). Sin embargo, un parcial de 7-0 dejó el marcador en un peligroso 31-26. Y es que los cacereños habían aflojado en defensa. No dudó Roberto Blanco a pedir un tiempo muerto para serenar los ánimos. Reaccionaron los verdiblancos liderados por Cepukaitis (33-31). 

Se pasó por el minuto 15 con 36-31 con un triple de Klavzar. Bulic logró la máxima ventaja hasta ese momento para el Grupo Alega Cantabria (38-31). Y es que los extremeños estaban pasando un mal momento. Bulic incluso amplió la ventaja local (43-34), lo que precipitó un nuevo tiempo muerto de Roberto Blanco a 3’14’’ para el descanso. Su equipo se había atascado por completo. No resultó porque dos triples consecutivos fijaron un 48-34. Los cántabros estaban cosiendo a triples a su rival. En los últimos instantes volvió a aparecer el mejor Cáceres Patrimonio de la Humanidad para conseguir un parcial de 0-6 y acercarse en el marcador (48-40). Un nuevo triple de los de Torrelavega dejó el 51-40 al final de los primeros veinte minutos. Atencia, con once puntos, estaba siendo el jugador más solvente en ataque.

Segunda parte

Tras el paso por los vestuarios, se esperaba una reacción visitante. Carreño, con un triple para abrir el periodo, parecía que así sería (51-43). Pero no lo fue. El Grupo Alega Cantabria supo administrar perfectamente su renta y pese a que su rival se acercó en el marcador (54-48) controló perfectamente a los extremeños. Se pasó por el ecuador del tercer cuarto con 59-48. Los triples continuaban siendo un serio lastre para el equipo de Roberto Blanco. Así se entró en el último minuto con el marcador de 68-55. Al final fueron 13 puntos de desventaja (70-57) con una última canasta de Dani Rodríguez.

No había todavía nada decidido, pero la sensación que ofreció el Cáceres Patrimonio de la Humanidad no era el mejor para pensar que podría revertir la situación ante un rival más entero. Y más cuando el parcial de salida de los locales fue de 7-0 (77-57). 

A Roberto Blanco no le quedó más remedio que pedir un tiempo muerto ante la nula respuesta de su equipo. Parecía que todo ya estaba más que bendecido. Una mini reacción (0-3) dio algo de vida a los extremeños (77-61). No hubo continuidad y el partido acabó para los cacereños.

Así, los últimos cinco minutos fueron de trámite por la gran ventaja que disponía el Grupo Alega Cantabria. Atencia fue el único que no perdió la cara al partido y sus puntos contribuyeron a que las distancias finales no fueran sonrojantes. Al final, 95-75 y el puesto de Roberto Blanco que pende de un hilo.