El Villanovense pone el broche de oro a una semana de ensueño

Los serones despiden el 2023 en casa ganando al Guadalajara motivados por las grandes sensaciones del partido del miércoles pasado ante el Betis

Jugadores de Villanovense y Guadalajara, durante el partido.

Jugadores de Villanovense y Guadalajara, durante el partido. / CD GUADALAJARA

2- Villanovense: Lázaro, Samu Hurtado, Ángel (Javi Sánchez, min. 72), Guille Campos, Manolillo, Relu, Mario González (Yimi, min. 65), Alberto Fuentes (Bermu, min. 78), Benji, Isra Cano (Facu, min. 65), Sillero (David Agudo, min. 46). 

0- Guadalajara: Vitolo, Stevens, Cruz, Ablanque, Sergi Segura (Álvaro, min. 17), De Olmo, Richi Souza (Nanclares, min. 46), Iván Moreno (Santano, min. 77), Darío, Juanca Pineda, Morcillo.

Goles: 1-0 Sillero (min. 11), 2-0 Ángel (min. 35). 

Árbitro: Luis Enrique Morona del Campo (colegio madrileño). Amonestó a los locales Agudo, Mario y Relu y a los visitantes De Olmo y Ablanque. 

Estadio: Municipal Villanovense. 950 aficionados. 

La fiesta no para en Villanueva. Tras las fuertes emociones vividas el miércoles en Copa del Rey ante el Betis, el Villanovense cosechó este domingo un triunfo de mucho mérito ante el Guadalajara gracias a los goles de Sillero y Ángel en la primera mitad de un duelo que el equipo serón supo gestionar a las mil maravillas para acabar llevándose los tres puntos y finalizar así el año en casa con una victoria ante su afición. 

El Villanovense arrancó el partido como si no hubiera jugado de tú a tú ante el Real Betis hace apenas unos días y como si el esfuerzo físico de la Copa del Rey solo fuera un espejismo. Al menos en los primeros 45 minutos. Tanto que el equipo que pareció más desgastado físicamente no fue el serón, sino el dirigido por Gonzalo Ónega. El Guadalajara, maniatado por un Villanovense con la lección bien aprendida, apenas inquietó la portería de Lázaro en un puñado escaso de ocasiones. 

Por eso el primero en sentar las bases de lo que sería el partido fue el equipo local. Benji, con una buena carrera por banda, puso un buen servicio al área con el que no llegó a conectar bien Isra Cano. Todo en un inicio de choque muy igualado y excesivamente táctico a ojos del espectador. Por eso la pizarra quedó un poco de lado cuando el Villanovense logró abrir la lata en la primera clara que tuvo en una contra. Isra Cano, en estado de dulce desde el mágico gol ante el Betis del pasado miércoles, puso dulzura a un centro al área para que Sillero, de cabeza, aprovechara la salida en falso de Vitolo para marcar a placer y adelantar a los suyos. 

Y es que cuando el Guadalajara quiso reaccionar ya iba por debajo en el marcador, tanto que el gol de Sillero dejó muy tocados a los morados en los minutos siguientes. Aún así Iván Moreno tuvo en sus botas la mejor ocasión de los suyos en la primera mitad tras un buen balón al espacio que cazó el atacante del Guadalajara para plantarse sólo delante de Lázaro, pero su remate se estrelló en el paro para tranquilidad de la parroquia serona. 

La ocasión de los visitantes fue un mero espejismo en un oasis de tranquilidad de la primera parte para los de Gus, que bien pudieron aumentar la renta en una gran contra de Benji, que se entró en el área para servir en bandeja el gol a Sillero, pero el ariete no logró a definir bien y erró una ocasión manifiesta de gol. 

Aún así el premio llegó en el tramo final de la primera parte con una acción de rebote tras la salida de un balón parado. Tras varias ocasiones claras dentro del área fue Ángel el que estuvo más listo para cazar un balón muerto y marcar el segundo del Villanovense. Luego, casi al final de los primeros 45 minutos, probó fortuna Mario con un golpeo de falta directa que se marchó fuera y finalizó Pineda con una buena ocasión para el Guadalajara en el segundo palo, pero Lázaro achicó bien para desbaratar la jugada. 

A mantener la ventaja

En la segunda mitad el Villanovense se centró principalmente en hacer valer la ventaja lograda durante la primera mitad e invitó desde el inicio de los segundos 45 minutos al Guadalajara a arriesgar un poco más. En esas, fue Álvaro el que lo intentó con varios acercamientos de peligro para los visitantes. Primero con un golpeo lejano que no cogió puerta y luego con un balón muerto dentro del área que se marchó rozando el palo. 

Dos acercamientos que obligaron a Gus a mover ficha en varias ocasiones para dar oxígeno a un equipo que con el paso con los minutos empezó a acusar el desgaste físico de ocho días con tres partidos. Por eso dio entrada a jugadores de corte defensivo como Javi Sánchez o Yimi, lo que no evitó que el Guadalajara sevolcara en campo contrario, sin mucho acierto, eso sí. De hecho, los visitantes apenas inquietaron la portería de un Villanovense que se despide su afición hasta enero. 

Gus:«Nos hacían falta los puntos y ganar en casa»

El técnico del Villanovense, José González ‘Gus’, se mostró satisfecho tras el encuentro por la victoria de su equipo en una semana de mucha exigencia física y mental para sus jugadores. «Nos hacían falta los puntos y ganar en casa, por eso le hemos dado mucho valor a este partido», decía el preparador del conjunto serón al término del encuentro. Para Gus, además, mantener la portería a cero «era un reto importante ante uno de los mejores equipos visitantes», en referencia al Guadalajara. Precisamente, puso en valor la capacidad de su equipo para gestionar el paso de los minutos, sobre todo en la segunda mitad. «Hemos hecho que no pasaran cosas, sin pasar apuros y sin hundirnos», apostillaba al respecto. Asimismo, se mostró feliz por el hecho de que Jesús Sillero anotara su primer gol en liga. «Me alegro por Sillero porque tanto él como David Agudo están trabajando muy bien», añadía. 

El jugador del Villanovense, Relu, destacó la capacidad de su equipo de adaptarse a lo que pedía el partido y reseñó que sus compañeros estuvieron a un «gran nivel» ante el Guadalajara. Además, desde su punto de vista el gran partido cuajado ante el Betis le ha dado al equipo «la motivación que hacía falta para conseguir estos puntos». En ese sentido, cree que la semana fue «positiva» y que dejar la portería a cero «es un paso muy grande». 

El técnico del Guadalajara, Gonzalo Ónega, dijo no estar seguro de que la victoria serona fuera justa.