Fútbol. Segunda Federación

El Cacereño se abona al empate

Los verdes sacan un punto ante el líder Sanse en la que es su tercera igualada consecutiva

El golazo de Iván Fernández al cuarto de hora fue después contrarrestado por Binke en el minuto 78

Iván Fernández, que después se lesionó, celebra el gol del Cacereño.

Iván Fernández, que después se lesionó, celebra el gol del Cacereño. / Área 11

David Hernández

El Cacereño sumó un valioso punto de su difícil visita al Nuevo Matapiñonera, frente a un Sanse líder y, probablemente, el equipo más en forma de la categoría (1-1). Los de Julio Cobos resistieron al constante bombardeo aéreo franjirrojo tras el golazo de Iván Fernández, que clavó en la escuadra un disparo desde el exterior del área para adelantar a los visitantes. Pero, un error en la salida de balón de Karim provocó la rápida contra sansera que Binke culminó casi sin querer. De ahí al final, pudo desnivelarse la balanza de uno u otro lado, aunque la igualada con la que acabó el duelo puede considerarse justa y premia el buen desempeño del equipo, sobre todo en tareas defensivas.

Cierto es que son ya tres jornadas seguidas sin ganar, tres empates consecutivos, pero la sensación global es de mejoría y crecimiento colectivo. El Cacereño ya había demostrado que es capaz de competir de tú a tú frente a los mejores.

Once inicial del Cacereño en el partido ante el Sanse.

Once inicial del Cacereño en el partido ante el Sanse. / Área 11

La pareja de centrales formada por Javi Barrio y Adri Crespo se va consolidando atrás e Iván Fernández lidera a su equipo en ataque con un despliegue de recursos cada vez más amplio. Tellechea se fajó con la zaga sansera en solitario y acabó desfondado por el esfuerzo.

Primeras ocasiones

El partido se ajustó al guion, con control del juego local y los verdes pertrechados atrás, con Viñuela ayudando en funciones defensivas a Emi, que se convertía en un tercer central para achicar espacios de penetración. Sin embargo, la primera ocasión fue una cabalgada de Tellechea que finalizó con un zurdazo flojo, detenido en dos tiempos por Jagoba. El Sanse se hinchaba a colgar balones al área, bien en centros laterales o en los numerosos saques de esquina que botó, generando una constante sensación de peligro.

Pero el que golpeó primero fue el Cacereño, en una genialidad de su capitán. Recogió un balón en el pico del área, se perfiló para su diestra rodeado de hasta por tres rivales y conectó un disparo inapelable que se coló como un misil por toda la escuadra de la portería de un sorprendido Jagoba. Golazo. Pero apenas se llevaba un cuarto de hora disputado y quedaba lo más difícil, que era defender la ventaja adquirida.

Gol anulado al Sanse

Y no tardó el Sanse en reaccionar. Un centro de Ocaña desde la izquierda fue peinado lejos de la portería por un Arasa que se encontraba solo en el corazón del área. En uno de tantos córners, Yael la puso muy pasada hacia la posición de Juancho, cuyo centro chut lo desvió Miki Muñoz al fondo de la red. Afortunadamente, el asistente señaló posición adelantada, por milímetros, del centrocampista y el colegiado principal anuló el tanto pese a las protestas locales.

Joserra se dispone a centrar durante el partido entre el Sanse y el Cacereño en Matapiñonera este domingo.

Joserra se dispone a centrar durante el partido entre el Sanse y el Cacereño en Matapiñonera este domingo. / Área 11

Pero también pudo llegar el segundo del Cacereño en una contra iniciada por Telles, continuada por Tellechea e Iván Fernández, que se la devolvió hacia el área pequeña, al ariete se le quedó atrás el balón tras el control e, increíblemente, la mandó a las nubes cuando ya la afición verde cantaba el gol. El delantero madrileño se echó las manos a la cabeza, incrédulo de lo que acababa de fallar. Antes del descanso, aún pudo llegar el empate en un chut de Juancho que entre Izan y el poste desviaron a córner. Y el Sanse pidió penalti por mano de Adri Crespo dentro del área que el colegiado no consideró punible.

Tras la reanudación, saltaron con una marcha más los madrileños, liderados por el escurridizo colombiano Juancho Victoria, que ofreció un recital de regates, desbordes, centros y remates, como el que colocó en la cruceta de un Izan que voló y que llegó a rozar el balón antes de que se estrellase contra la madera. Con sufrimiento, solidariamente, los de Cobos consiguieron frenar el ímpetu de los locales, a los que cada vez les costaba más llevar el balón al área.

Julio Cobos, derecha, da instrucciones durante el encuentro en Matapiñonera.

Julio Cobos, derecha, da instrucciones durante el encuentro en Matapiñonera. / Área 11

Entonces, se rompió Iván Fernández, que pidió el cambió señalándose el abductor y haciendo saltar todas las alarmas en las filas cacereñas, a falta de que la exploración confirme el alcance de su lesión. Su lugar lo ocupó Karim, involuntario protagonista del empate definitivo. Se lió al iniciar una jugada de ataque, perdió el balón al intentar regatear a Juancho y este lo puso rápidamente a la espalda de la defensa, donde apareció Binke. No se sabe muy bien si intentó controlarlo o rematar ante la salida de Izan, pero acabó entrando mansamente en la portería foránea.

Quedaban aún 15 minutos de agonía, con el excacereño Yael Ballesteros enviando centros constantes desde cualquier posición que fueron siempre despejados por los zagueros. Carmelo, que no acertó a rematar un balón llovido del cielo, y Viñuela, en una falta lejana que envió por encima del travesaño, dispusieron de las dos últimas ocasiones más o menos claras por parte extremeña. Y Mayorga tampoco ajustó lo suficiente su remate desde la frontal, bien blocado por Izan, justo antes de que el gallego Gómez Lameiro decretase el final del encuentro.