Fútbol. Primera Federación femenina

El Cacereño Femenino, un punto más cerca de la salvación

El equipo de Ernesto Sánchez, que pudo ganar en el 92, logra un buen empate en casa ante el potente Alhama

Nora persigue un balón durante el partido ante el Alhama.

Nora persigue un balón durante el partido ante el Alhama. / Carlos Gil

José María Ortiz

José María Ortiz

0-Cacereño Femenino: Tatiana, María Jesús (min. 71, Sara Rubio), Leivis, Lucía, Midori, Cassin (min. 71, Larissa), Hernández (min. 87, Kroupa), Angie Castañeda, Rana (min. 56, Manoly Baquerizo), Nora (min. 88, Serracín), Sonya Keefe.

0-Alhama: Laura, Lena, Judith, Sara (min. 58, Kuki), Paula (min. 73, Pinel), Astriz, Estefa, Sandra, Núñez (min. 81, Blasco), Alba (min. 81, Oliva), Belén.

Árbitra: Coral Couso Cuadrado (Comité Catalán). Mostró tarjeta amarilla a la jugadora visitante Astrid.

Incidencias: Alrededor de 250 espectadores en el recinto Manuel Sánchez Delgado en partido de la jornada 18 de la Primera Federación femenina.

Hubiera sido una excelente guinda a una mañana de perros que Sonya Keefe no se hubiera topado con la portera visitante Laura, primero, y con el poste, al final. No le supo mal sumar al Cacereño Femenino ante el Alhama, uno de los favoritos (0-0), pero esa oportunidad inmejorable en el minuto 92 hubiera allanado especialmente el camino de la permanencia al equipo de Ernesto Sánchez. Fue la opción de más peligro de los dos equipos en una mañana marcada por la lluvia y por el respeto mutuo

Había perdido el Europa también en este domingo casi de pleno de buenas noticias para el CPC femenino. El cuadro de Ernesto Sánchez volvió a protagonizar una actuación coral de mérito y a sumar en un duelo muy peligroso ante un equipo que, entre otras jugadoras, tenía a las extremeñas Estefa y Belén, históricas del Santa Teresa, como grandes amenazas.

Sigue siendo muy reconocible el cuadro verde cuando actúa como local. No da un balón por perdido, se ordena en defensa de manera extraordinaria y pelea del primer al último balón, por muy limitado que esté en el factor técnico. El esfuerzo en defensa de todo el equipo, liderado por unas imperiales Leivis y Lucía, bien respaldadas por María Jesús y Midori en los laterales, dejó las murcianas sin apenas opciones de marcar ante una Tatiana que casi no tuvo que intervenir.

Sin Carmen Acedo, su jugadora de más calidad, y ausente Mireia, bastión defensivo casi indispensable, el Cacereño fue un dechado de orden a lo largo de todo el encuentro. Esa era la prioridad ante un equipo muy goleador y con mucho talento adelante. Paula (min. 36) y Belén (39) amenazaron a Tatiana, que atajó en el segundo caso sin más problemas.

El partido apenas tuvo juego en las áreas. La pelea en el centro del campo fue el denominador común, con muchos duelos individuales y escasas jugadas de comentario en la grada. El equipo murciano tuvo más el balón en ese primer tiempo, pero careció de profundidad, bien controlado.

Control mutuo

El conjunto de Ernesto Sánchez, que había diseñado un partido a la contra, estuvo también maniatado. Rana y la habilidosa Nora trataron de entrar por bandas, pero la corpulencia y la contundencia del Alhama fueron imposibles de franquear, pese a la inmejorable actitud.

Sonya Keefe, a la izquierda, estrelló un balón en el  poste en el 92.

Sonya Keefe, a la izquierda, estrelló un balón en el poste en el 92. / Carlos Gil

En el segundo acto se soltó un poco más el pelo el CPC, pero también con escaso éxito. El encuentro estaba para un 0-0 o para una jugada aislada para unas u otras.El último pase nunca fue lo suficintemente bueno ni para un lado ni para el otro y el partido languidecía sin más sobresaltos, hasta lo ocurrido en la prolongación.

El Alhama, que aspiraba a los tres puntos para no perder comba arriba, intentó irse a por el choque y adelantó las líneas, pero a las verdes aún le quedaban fuerzas y consiguió un par de buenas asociaciones con la magia de Angie Castañeda y el resuello de Manoly Baquerizo. Se conjuró el Cacereño para intentar ganar el encuentro y de ahí surgió un balón que llegó a la chilena Sonya Keefe. La internacional, en el cara a cara con la meta murciana, remató para que Laura repeliese el balón, que fue al poste como podría haberse ido dentro de la portería.

En realidad, no era mal balance puntuar ante el Alhama. En el partido anterior como locales se ganó de penalti también en los estertores. La permanencia está en el Manuel Sánchez y ahora está un punto más barata.