Ciudadanos ha solicitado este viernes una reunión urgente con los partidos firmantes del pacto antitransfuguismo, recientemente renovado en el Congreso de los Diputados, para frenar de forma inmediata "la degradación democrática en las instituciones", tras la moción de censura presentada en Murcia. "Hay que acabar cuanto antes con las prácticas de presiones y compra de voluntades que sustentan el transfuguismo", añade el comunicado emitido esta misma tarde y que ha trasladado al Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

Para la formación naranja lo que ha pasado en Murcia supone "un escándalo de corrupción" en el que "el PP ha comprado con cargos y prebendas la voluntad de personas que se han valido de las siglas por las que fueron elegidos representantes públicos para obtener beneficios personales a cambio de alterar mayorías elegidas democráticamente por los ciudadanos en las urnas". Una situación "deleznable", han dicho, que encaja perfectamente con la definición de "tránsfuga" recogida en el pacto recientemente suscrito también por el PP y "flagrantemente incumplido".

Ciudadanos lamenta que estos hechos puedan "ir a más", como el caso de la moción de censura en Castilla y León, donde "solo puede salir adelante con apoyos de tránsfugas". El partido que lidera Inés Arrimadas considera una "absoluta irresponsabilidad" que se mantenga una moción de censura cuyo éxito está ligado al uso de estas prácticas. Recuerda que PP y PSOE adquirieron el compromiso literal de "impedir la utilización de tránsfugas para constituir, mantener activamente o cambiar las mayorías de gobierno de las instituciones públicas y manifiesta rotundamente que ellos jamás participarán de estas prácticas.

"Son una de las peores formas de corrupción, cuyos máximos perjudicados terminan siendo los ciudadanos, que ven quebrada la voluntad popular en un mercadeo inaceptable del que sacan partido personas que traicionan a los partidos por cuyas siglas fueron elegidos, accediendo a un acta y a un sueldo público", concluyen.