El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, y Felipe VI han mantenido sendas reuniones con el presidente de Lituania, Gitanas Nauseda, quien les ha informado sobre los preparativos de la próxima cumbre de la OTAN que tendrá lugar en Vilnius los días 11 y 12 de julio.

Sánchez le ha recibido en el Palacio de la Moncloa y, posteriormente, Nauseda se ha desplazado la Palacio de la Zarzuela para charlar con el rey y mantener un almuerzo.

La capital lituana recogerá el testigo de Madrid como anfitriona de la reunión de alto nivel de la Alianza Atlántica, a la que Sánchez ha brindado el apoyo de España, señala el Gobierno en un comunicado.

En el encuentro de la Moncloa, también han tratado sobre la evolución de la guerra de Ucrania, en la que ambos han coincidido en reiterar su apoyo a Kiev ante “la agresión injusta e injustificada” de Rusia,

Sánchez y Nauseda, presidente lituano desde 2019, han hablado de los principales asuntos europeos y la líneas generales en las que España centrará su presidencia rotatoria de la UE a partir del 1 de julio, como la gobernanza económica, la competitividad, la reforma del mercado eléctrico o el pacto de migración y asilo, añade la nota.

En la Zarzuela, Felipe VI ha recibido al mandatario lituano en el exterior del palacio, donde se han saludado con cordialidad, después de haberse encontrado hace casi un año en la cumbre de la OTAN de Madrid. En la reunión entre los dos jefes de Estado han participado el secretario de Estado para la UE, Pascual Navarro, y los respectivos embajadores.