Segunda prórroga para los bonos turísticos de Extremadura, que se podrán canjear hasta el 31 de marzo de 2022 y como novedad, llegarán también a los restaurantes. El Consejo de Gobierno autorizó ayer la firma de una nueva adenda al convenio que se firmó con las diputaciones provinciales de Cáceres y Badajoz para el desarrollo de este programa, que busca incentivar la demanda turística y reactivar las empresas y el empleo en uno de los sectores más castigados por la crisis sanitaria.  

Estaba previsto que el programa se desarrollara hasta el 31 de marzo de 2021, pero las restricciones aplicadas en los últimos meses para el control de la pandemia «han supuesto un menor consumo de los bonos turísticos y, por tanto, un retroceso en la ejecución del mencionado programa».

Por ello, explica el Ejecutivo, es necesario ampliar el periodo de vigencia del convenio desde el 1 de abril de 2021 hasta el 31 de enero de 2022. Además con esta adenda se incluye una nueva categoría de empresa turística por la que los restaurantes pueden ser beneficiarios del programa. 

Los bonos turísticos ofrecen descuentos de hasta el 50% (75% en el caso del personal sanitario) en alojamientos y actividades turísticas en las provincias de Cáceres y Badajoz. 

Para adquirirlos, se debe acceder a las plataformas habilitadas por las diputaciones provinciales y contactar con las empresas cuyos servicios se quieran adquirir para formalizar la reserva. Se pueden beneficiar personas de todo el país.