Vuelve Pero-palo. Regresan la magia y el misterio a las calles de Villanueva de la Vera tras la suspensión del año pasado. Hay muchas ganas de celebrar esta Fiesta de Interés Turístico Regional que cada año recibe la visita de miles de visitantes deseosos de conocer los secretos de una fiesta que mezcla ritos paganos con actos de Carnaval. La confección, el juicio, la condena y la muerte de Pero-palo son los acontecimientos que se recrean. 

Una semana antes de los carnavales tiene lugar la llamada Ronda de la Cabeza, que se conoce en el pueblo como ‘turra’. El domingo 20 de febrero se pasea la cabeza del muñeco clavada en un palo y con un pañuelo blanco al cuello en un ritual muy singular con los tambores sonando.

No menos extraña es la confección del Pero-palo, pues se hace en secreto y al acto solo pueden asistir aquellos peropaleros que hayan sido designados. La realización se hace mientras entonan unas canciones misteriosas. El cuerpo se atraviesa por un palo que en un extremo luce la cabeza y en el otro cuenta con un asidero. La tarde-noche del 26 de febrero, sábado de Carnaval, se coloca la aguja una escalera en posición vertical.

Al día siguiente es el Domingo Gordo de Carnaval y tras la diana y la primera ronda el muñeco se coloca en la aguja en medio de jotas típicas del municipio. Los participantes simulan llorar y otros manifestar una gran alegría por el prendimiento de Pero-palo. En la plaza tendrá lugar la llamada ‘judiá’. En este ritual se humilla e inclina sobre el suelo y la plaza se divide entre partidarios y detractores que se entrecruzan chocando unos con otros. Tras varias vueltas a la aguja se coloca a Pero-palo mirando a la plaza. La liturgia se repite cada tres horas, con paseos por las calles de Villanueva de la Vera. El Martes de Carnaval Pero-palo es condenado a muerte y ese día es cuando se coloca en la aguja pero mostrando la espalda en vez de la cara. Es la jornada más espectacular. La Corrida de las Elecciones es otro ritual en el que primero se simula un juicio a Pero-palo y se relacionan los cargos contra él. Posteriormente el Pero-palo lleva la sentencia a la espalda y se monta en un burro, que es cuidado con mimo todo el año por el gremio de burreros. Otro ritual del día es el Ofertorio de las Calabazas, con el gremio de calabaceros. Son personajes que van vestidos de forma estrafalaria y portan un palo con calabazas de agua. Después tiene lugar el Paseo. La procesión está encabezada por los capitanes, hombres y mujeres que lucen el traje típico de Villanueva de la Vera muy vistosos y llenos de colorido, especialmente los mantones. La comitiva acaba en la plaza donde junto a los calabaceros se forma un círculo que cierran los alabarderos. Comienza entonces la jura de bandera en el que se muestra la habilidad en su manejo.

La muerte de Pero-palo viene tras su manteo y ser tiroteado por los escopeteros. Un grupo de mujeres llora su muerte. Es quemado su cuerpo aunque la cabeza se conserva desde hace siglos por una familia del pueblo.