Cerca de un centenar de personas realizaron este domingo a pie, en grupos y por turnos, los 43 kilómetros que separan Llerena de Zafra en protesta por lo que consideran un desmantelamiento de los servicios del hospital llerenense.

Según explicó a Efe Miguel Angel Sánchez Rafael, la marcha, convocada por la Plataforma en Auxilio del Hospital de Llerena, partió a las 7.30 horas y finalizó sobre las tres de la tarde.

Los participantes iban acompañando a un maniquí en silla de ruedas y con gotero, que simulaba a un enfermo que debe recorrer «este pasillo de hospital» para poder ser atendido en Zafra ante la falta de especialistas en Llerena.

El portavoz recordó que con casi 40 años de funcionamiento, poco a poco los pacientes del hospital de Llerena ven como van desapareciendo servicios como el de Traumatología o no se atiende en las consultas externas a pacientes de especialidades como urología, digestivo, cardiología e incluso ginecología.

También señaló que hay casos de pacientes con parches de morfina que hace más de un año que no tienen seguimiento por parte de la Unidad del Dolor.

Esta acción forma parte de las organizadas contra el sucesivo recorte de servicios que, «especialmente desde que la actual gerencia se ha hecho cargo de la gestión», viene sufriendo el hospital y que, en la mayoría de los casos, ahora son prestados de forma compartida con el hospital de Zafra, cuando no de forma exclusiva por este.

La protesta por la carretera. Plataforma en Auxilio del Hospital de Llerena

Sánchez Rafael criticó que cuando comenzaron las protestas por los recortes, el consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta, José María Vergeles, dijo estar «abierto» a reunirse con la plataforma, pero pese a las solicitudes, no han sido atendidos.

Sí se han reunido con el director gerente del Servicio Extremeño de Salud (SES), Ceciliano Franco, pero sin darles soluciones, por lo que seguirán con protestas, entre las que no se descartan acciones en Mérida.

El portavoz de la plataforma también explicó que, aunque se había ofrecido participar en uno de los turnos a los alcaldes de los pueblos de la comarca afectados por esta situación, en la mayoría de los casos no tuvieron respuesta.