Kiosco

El Periódico Extremadura

LAS OPERACIONES CON MONEDAS VIRTUALES RECONOCIDAS A HACIENDA

300 extremeños declaran 2,2 millones de ganancias por criptomonedas

Ha sido una de las novedades de esta campaña del IRPF. En toda España cerca de 35.200 declaraciones las han incluido

300 extremeños declaran 2,2 millones de ganancias por criptomonedas

Una de las novedades de la última campaña de la renta concluida a finales de junio pasado ha sido la incorporación de un apartado específico en este tributo para recoger las ganancias obtenidas mediante operaciones con criptomonedas. Un espacio que han cumplimentado más de trescientos contribuyentes extremeños, que han reconocido haber ganado 2,2 millones de euros invirtiendo en estos activos digitales.

Hasta ahora, los rendimientos de estas monedas virtuales se recogían en una apartado genérico, si bien el importante crecimiento que están teniendo ha hecho que Hacienda optase esta vez por reservarles un epígrafe concreto, lo que le ha permitido ofrecer por vez primera datos específicos de lo que mueve este mercado. Tanto las ganancias como las pérdidas patrimoniales declaradas se integran en la base imponible del ahorro, cuyos tipos impositivos oscilan entre el 19% y el 26%.

En todo el país, han sido casi 35.200 declaraciones que las han incorporado ganancias derivadas de operaciones con monedas digitales, por un importe de más de 759 millones de euros. Además, en el Impuesto sobre el Patrimonio, donde también por vez primera se ha contemplado específicamente este tipo de activos, 1.275 declarantes han incluido en su declaración un total de 911,9 millones de euros como saldo de sus carteras de criptomonedas a cierre de año.

El objetivo de la administración tributaria es evitar el fraude con unos activos que, por sus propios rasgos, son difíciles de controlar. De hecho, la cifra de contribuyentes que las ha declarado queda muy lejos de la de personas que se estima que ya han operado con ellas. Según calcula el Banco de España, el 12% de la población -5,6 millones de españoles- lo ha hecho en alguna ocasión. En muchos de los casos, avisan los expertos, se trata de inversores con escasos conocimientos sobre ellas. 

El número de criptodivisas existente ronda las 20.000. Son monedas digitales representadas por un código encriptado a prueba de hackers y que se valen de una compleja tecnología informática denominada blockchain para verificar las transacciones que se hacen con ellas. Sin embargo, no dependen de ningún Estado ni están fiscalizadas por banco central alguno. 

Carlos Gutiérrez Arroyo, director Provincial de Renta 4 Banco en Cáceres, apunta que en los últimos meses se ha producido un incremento de los clientes que acuden a la oficina de esta entidad «a interesarse por la inversión en criptomonedas, en activos que las repliquen o, simplemente, a consultarnos como profesionales del sector nuestra opinión sobre este tipo de activos».

Una proporción importante de ellos, puntualiza, son «jóvenes con escasa información de la evolución de los mercados financieros que atraídos por revalorizaciones rápidas, redes sociales o comentarios poco profesionales acuden a este tipo de inversión».

«Como ocurre con cualquier burbuja económica, es un 'boom' que todo el mundo comenta, cree que lo conoce y llama en masa a ahorradores con escasos conocimientos»

Carlos Gutiérrez Arroyo - Director provincial de Renta 4 Banco en Cáceres

decoration

Esta entidad financiera especializada en productos y servicios de inversión no trabaja de momento con la negociación de criptomonedas, al no ser un mercado regulado legalmente en Europa. Además, agrega su responsable en Cáceres, se confía más en «una inversión a largo plazo, guiada por la serenidad, el buen criterio y alejada de las prisas, la velocidad, la urgencia o las modas». 

No obstante, añade, hasta ellos han llegado tanto «clientes que han invertido parte de sus ahorros en criptomonedas y, al no obtener el resultado esperado, han retomado sus inversiones tradicionales», como otros «que han empezado de cero en el mundo de la inversión con los criptoactivos y buscan alternativas». También ha habido casos, remacha, de ahorradores que contemplaban entrar en este mercado pero han desistido al tener «conocidos o gente cercana con experiencias nefastas».

‘Criptocrash’

Una de ellas bien puede haber sido el formidable desplome que experimentó este mercado recientemente. Es precisamente su volatilidad «sin duda» el principal inconveniente que Carlos Gutiérrez menciona de las criptomonedas. Su valoración «fluctúa con facilidad, lo que hace que cualquier noticia de los mercados pueda provocar grandes movimientos» en su cotización. Unas oscilaciones que pueden haber favorecido la generación de enormes beneficios para algunos inversores en poco tiempo, pero que también han llevado a otros a la ruina.

«Como ocurre con cualquier burbuja económica, es un boom que todo el mundo comenta, cree que lo conoce y llama en masa a ahorradores con escasos conocimientos. Esto les puede provocar frustración por las consecuencias derivadas de sus inversiones», arguye este experto, que defiende que «para poder confiar en las criptomonedas haría falta una regulación tanto a nivel del propio activo, en la que se establezca como moneda digital oficial con su correspondiente sistema de pagos; como a nivel de sus transacciones y tributación». En este sentido, apostilla, en el marco de la Unión Europea ya se están empezando a redactar directivas encaminadas a ello.

Compartir el artículo

stats